kirolak

Anoeta se queda sin el carisma del pelirrojo

20.07.2020 | 23:52
Los integrantes de la plantilla realista mantean a Zurutuza, al término del partido del Wanda. Foto: Efe

Zurutuza se convirtió en sus más de 300 partidos en la Real en el termómetro del equipo txuri-urdin

Zuru, como le conocemos todos en el ámbito futbolístico, ha sido más importante para la Real de lo que algunos pueden pensar. A pesar de no destacar por ninguna cualidad en concreto, siempre se ha caracterizado por reflejar en sí mismo el estado anímico y de forma del equipo txuri-urdin.

El centrocampista, salvo cuando las lesiones se lo han impedido, habitualmente se ha hecho con un hueco en las alineaciones y al técnico de turno, desde que debutara en el mes de noviembre de 2008 –en un partido contra el Huesca que la Real resolvió con un gol de Castillo–, le ha servido para calibrar el momento de su equipo. Zurutuza ha sido el termómetro de la plantilla, para lo bueno y para lo malo: cuando el pelirrojo estaba bien, y nos hacía vibrar con su toque, su visión de juego y su llegada –22 goles jalonan su carrera en la Real–, el conjunto txuri-urdin funcionaba; y, al contrario, sus momentos bajos coincidían muchas veces con actuaciones pobres del equipo.

También se le puede considerar un one club man, si no contamos con su cesión al Eibar en la 2007-08. Sus 20 años en Zubieta, tras llegar en el año 2000, lo certifican. Un futbolista que se ha distinguido, además, por decir lo que piensa pese a que en ocasiones su sinceridad no haya sentado bien en las altas esferas del club o en un sector de la afición. Zurutuza, en todo caso, se ha ganado el cariño de la afición, que en Anoeta le han recibido al ritmo del "Zuru, Zuru".

Y entre sus momentos de esplendor sobresalen su estreno goleador en Los Pajaritos en octubre de 2009; su aportación en el ascenso a Primera –anotó tres tantos en el curso del regreso– y en la clasificación para la Champions en la 2012-13 tras quedar cuartos; su participación en tres competiciones europeas –además de la mencionada, en dos ediciones de la Europa League, con gol incluido al Rosenborg–; y su papel como uno de los capitanes en su última etapa. Se va Zuru, nos quedamos sin el carisma del pelirrojo. Eskerrik asko!

Los datos

303

partidos ha jugado con la Real, además de otros 25 con el Eibar.

22

goles ha marcado como realista.

5

partidos ha jugado esta campaña.

157

minutos ha disputado este curso.