kirolak

El legado de Gonzalo

arconada deja de entrenar al equipo femenino tras dos temporadas y media de notables cifras ligueras y una sonada copa de la reina. pasa a integrar el organigrama de zubieta

19.05.2020 | 00:31
Gonzalo Arconada, rodeado por sus jugadoras, en Granada tras la conquista de la Copa de la Reina.

donostia – La etapa de Gonzalo Arconada como entrenador del equipo femenino de la Real conoció ayer su punto final. Tras dos temporadas y media al frente del plantel, el técnico donostiarra concluye así una aventura e inicia otra, siempre dentro del club txuri-urdin. A partir de ahora, figurará en el organigrama de la estructura de Zubieta, como integrante de la unidad de desarrollo del jugador. Arconada, con pasado en el banquillo del Sanse y de la primera plantilla, se reincorpora así al engranaje del fútbol masculino blanquiazul, dejando en la escuadra de las chicas un sobresaliente legado.

En otoño de 2017, el equipo femenino completó un nefasto arranque de temporada, perdiendo los siete primeros partidos de liga. La estadística costó el cargo de entrenador al recién llegado Juanjo Arregi. Dio paso a una etapa de transición (una victoria y dos empates en tres partidos) con Gorka Álvarez a los mandos. Y terminó desembocando en el aterrizaje de Gonzalo Arconada en el club. El técnico se encontraba sin equipo tras haber concluido la campaña anterior dirigiendo al Barakaldo, en Segunda B. Y pudo enderezar el rumbo de la nave txuri-urdin en las 20 jornadas finales de la temporada 2017-18. Heredó una Real en puestos de descenso, y logró aún así concluir el curso en una notable séptima plaza, tras conquistar más de la mitad de los puntos en juego (33 de 60).

copa de la reina Durante su segunda campaña, logró con el equipo la sexta posición liguera, aunque este resultado se vio aderezado en el mismo curso por la consecución de la Copa de la Reina. A las órdenes de Gonzalo Arconada, las chicas proporcionaron a la Real el primer título en 32 años, el primero tras la Copa del Rey de Zaragoza. Y el propio Arconada tuvo un papel decisivo, al innovar con su planteamiento en la final disputada en Granada contra el Atlético de Madrid (2-1). El triunfo provocó que toda Gipuzkoa saliera a la calle para festejar el éxito, saboreado por el técnico como merecía la ocasión.

Quizás el adiós comunicado ayer deje ahora en el ya expreparador txuri-urdin un poso agridulce. En una nota personal de despedida, colmada de agradecimientos, Arconada se declaró "ilusionado" con la nueva etapa que ahora comienza para él. Pero el parón motivado por la crisis sanitaria ha podido impedir a su Real concluir la campaña de mejor forma y enjugarse así el sabor de boca provocado por los torneos coperos del presente curso. Cuando la liga se suspendió, el equipo era sexto en la tabla con 33 puntos, se encontraba muy vivo en la lucha por la cuarta y dejaba entrever una trayectoria al alza. Poder confirmarla habría supuesto, a buen seguro, una forma de olvidar la prematura eliminación ante el Madrid CF en la Copa de la Reina (0-0 y penaltis en Zubieta), así como el 10-1 de Salamanca encajado en la Supercopa contra el Barcelona, en una final cuyo billete se había conquistado a pulso ganando al Levante. Sin embargo, las nueve jornadas pendientes no se celebrarán y la derrota 3-0 del pasado 1 de marzo, en el campo del Atlético de Madrid, pasará a la historia por haber significado el último partido de Gonzalo Arconada en el banquillo del equipo.

el sustituto Es de prever que el propio club anuncie durante los próximos días la identidad del sustituto de Arconada. Resulta innegable que la Real está tratando durante los últimos veranos de apuntalar su proyecto femenino, ya sea logrando continuidades sonadas como la de Nahikari García, como pujando por contrataciones mediáticas. En la última pretemporada, sin ir más lejos, desde Zubieta se tanteó seriamente la opción de fichar a la noruega Andrine Hegerberg, que militaba en el Olympique Lyonnais y recaló finalmente en la Roma. La actual elección del entrenador, así, apunta a la línea de seguir subiendo escalones en el fútbol de féminas, lo cual tampoco tiene por qué traducirse en la incorporación de un preparador mediático. Uno de los nombres que han salido a la palestra es el de Iñaki Goikoetxea, exjugador del Real Unión (entre otros) y que este curso ha ejercido como segundo del propio Arconada.

Títulos y clasificaciones al margen, este sale del equipo femenino con un balance global de 78 partidos, en los que se han conquistado 36 victorias y 21 empates, encajándose 21 derrotas. Con Arconada, la Real ha marcado 133 goles y ha encajado 100. La Copa de la Reina figura en todo lo alto del legado del donostiarra. Y este también deja una estadística liguera que implica la obtención del 53% de los puntos en juego, un buen guarismo.

su trayectoria

Llegada. Debutó en la 11ª jornada de la Liga 2017-18. La Real era 15ª en la tabla con cinco puntos, en puestos de descenso.

Estadística con Arconada (Liga)

TEMP.V-E-DPtos. Plaza final

2017-189-6-533

2018-1913-8-947

2019-209-6-633

53%

Con Gonzalo Arconada, la Real ha conquistado el 53% de los puntos ligueros en juego, 113 de 213. En 71 partidos, el equipo ha logrado 31 victorias, 20 empates y ha encajado 20 derrotas.

1

En dos temporadas y media, Gonzalo Arconada puede presumir de bagaje de títulos. Su Real conquistó el año pasado la Copa de la Reina en Granada.

La Copa 2018-19

OctavosValencia 1-2 Real

CuartosReal 4-0 Rayo Vallecano

SemifinalesReal 3-1 Sevilla

FinalReal 2-1 Atlético de Madrid

En febrero la Real alcanzó una segunda final, la de la Supercopa, cayendo ante el Barcelona.