kirolak

Sin color en el derbi

30.03.2020 | 23:50
Los realistas celebran el cuarto gol ante la decepción de Orellana.

La Real golea al Eibar en una buena segunda parte gracias a los goles de le normand, oyarzabal, willian y odegaard

Real4

Eibar1

REAL Remiro; Zaldua, Aritz (Le Normand, m. 8), Llorente, Monreal; Zubeldia, Merino, Odegaard; Portu, Willian José (Isak, m. 65) y Oyarzabal (Barrenetxea, m. 78).

EIBAR Dmitrovic; Cote, Oliveira, Ramis, De Blasis; Escalante, Diop (Expósito, m. 80), Orellana, Inui (Kike García, m. 60), Pedro León (Quique, m. 60); y Charles.

Goles 0-1, m. 24: Le Normand. 1-1, m. 34: Diop. 2-1, m. 47: Oyarzabal. 3-1, m. 56: Willian José. 4-1, m.79: Odegaard.

donostia – No hubo color en el derbi. Esta vez el Eibar, que se presentaba a la cita en problemas y con muchas dudas, no fue rival para una Real en Anoeta. Los realistas no necesitaron firmar un gran actuación para marcar las diferencias ante un vecino que siempre le suele poner las cosas muy incómodas y al que le motiva mucho pescar en Anoeta. Fue un derbi algo descafeinado, ya que el día de San Andrés provocó que la afición armera no aprovechara la nueva zona de visitantes que tenía a su disposición.

Al margen de esa incidencia, el duelo estuvo marcado por el homenaje y la defensa a Isak por parte del club y de la grada después de que recibiera insultos racistas en un duelo con Suecia en Rumanía y por el estreno de un nuevo césped que estaba a medias aún y que respondió muy bien. El comienzo fue inquietante porque Aritz cayó a plomo inconsciente tras un choque en el aire con Pedro León. Tras unos momentos de tensión, el beasaindarra se recuperó, pero tuvo que ser sustituido por Le Normand, que no tardó en cabecear a la red una falta botada por, quién si no, Odegaard. Antes del descanso, Zubeldia se equivocó gravemente en una salida de balón y Diop marcó desde cerca después de que Fabián Orellana hubiese estrellado su disparo en el larguero.

A los tres minutos de la reanudación, Oyarzabal cruzó a la red un balón sin dueño y nueve minutos más tarde Willian José, también de fuerte chut a pase de Llorente, sentenció la contienda. En la recta final, Odegaard firmó una obra de arte tras recortar fuera del área, cargar su pierna izquierda y limpiar las telarañas de la portería azulgrana.

Vencedores y vencidos. La Real salió reforzada del derbi y el Eibar, resignado, porque quizá este año su liga no pasaba por la estación de Anoeta...