kirolak

Sin positivos en toda la estructura de la Real

zubieta los jugadores siguen su plan individual en sus respectivas casas

18.03.2020 | 01:00

donostia – La Real continúa sobreviviendo con la mayor normalidad posible dentro de las excepcionales circunstancias. La mejor noticia hasta la fecha es que ningún miembro del club, ni directivos, técnicos, trabajadores, médicos, entrenadores ni jugadores, ha dado positivo por coronavirus hasta ahora. Esto no significa que se hayan hecho controles a todos sus integrantes, porque han seguido el protocolo recomendado por Sanidad, y solo se hace la prueba a aquellos que sientan los primeros síntomas. Pese al rumor infundado de que dos de sus futbolistas del equipo femenino estaban infectadas, lo cierto es que en este sentido no ha habido excesivos sobresaltos hasta la fecha. Es más, la intención del cuerpo técnico era la de continuar con los entrenamientos y reanudarlos ayer, aunque, en vista del clamor y la concienciación social, dieron marcha atrás para que cundiera el ejemplo.

El club ha repartido bicicletas estáticas en los hogares de los jugadores que no tenían para que puedan completar el trabajo personalizado. Otros, en cambio, han optado por subirse a su propia bicicleta y ejercitarse en el rodillo, donde suelen prepararse los ciclistas profesionales. Incluso algunos de ellos están buscando alternativas, como demostró ayer en sus redes sociales Robert Navarro, el jugador del Sanse, quien no dudó en bajar a su garaje privado para marcarse sprints y así desentumecer los músculos. No fue el único que ha compartido imágenes sudando la gota gorda en sus respectivos hogares, sobre todo en sus cuentas privadas de Instagram.

En lo que respecta a los trabajadores de las oficinas, todos ellos se encuentran en sus hogares teletrabajando para mantener las consignas de Sanidad. Como ya informó en un comunicado, los que ya no viajan son los scouters, aunque el fútbol mundial esté casi paralizado, por lo que mucho tampoco podían ver.