Hacer historia exige otra gesta

SUPERCOPA | La Real busca el más difícil todavía, ganar hoy al Barcelona (12.00 horas) en la final de SAlamanca para lograr el título

09.02.2020 | 06:26
Las jugadoras realistas posan, ayer, en el campo de Las Pistas de Salamanca, donde se ejercitaron antes de la final de hoy en El Helmántico.

Ahí está otra vez la Real. En una final. Nueve meses después de haber ganado la Copa y de haber escrito un capítulo inolvidable al batir al Atlético de Madrid en la final de Granada -que será recordada durante mucho tiempo por toda la parroquia txuri-urdin-, el equipo blanquiazul aspira a un nuevo título, que conseguirá si bate hoy (12.00 horas) al FC Barcelona en la final de la Supercopa que acoge El Helmántico de Salamanca. Palabras mayores porque el conjunto blaugrana tiene una plantilla espectacular con la que aspira a ganar todo a nivel estatal y europeo. Después del citado triunfo ante el Atlético y de poder con el Levante en la semifinal del miércoles llega, por tanto, el más difícil todavía para las guerreras de Gonzalo Arconada.

Es precisamente ese carácter, ese corazón, esa fe que muestran en el campo, lo que concede opciones a la Real este mediodía, porque a priori el favoritismo recae claramente en el Barcelona, líder destacado en la Liga con 16 victorias y dos empates en 18 jornadas y con un equipo en el que varias jugadoras "son top mundiales", tal y como decía a este periódico Ana Tejada. Pero el conjunto txuri-urdin se viene arriba en estas citas señaladas. Las realistas son competitivas como pocas. La media de edad de la plantilla es de 22,2 años pero en el campo se comportan como veteranas curtidas en varias batallas. Nunca pierden la cara a los partidos. Pelean todos los balones. El entrenador les marca una idea y van a muerte con ella. Todas a una. Son solidarias, se dejan hasta la última gota de sudor y, además, juegan bien a fútbol. Ya rompieron los pronósticos frente al Atlético y al Levante, así que nadie puede descartarlas hoy, por mucho que el reto sea bastante más elevado.

Habrá que ver cómo se han recuperado las futbolistas del esfuerzo que realizaron el miércoles para batir al Levante. Varias acabaron con calambres el encuentro y hoy tocará multiplicar esfuerzos y probablemente correr durante muchos minutos detrás del balón. Las tres sesiones de entrenamiento en Salamanca han sido de recuperación y de preparación táctica para la final.

El ambiente es de alegría y estos días en la ciudad charra han servido para hacer piña. El equipo funcionó tan bien en semifinales que no sería descabellado que Gonzalo Arconada repitiera once, aunque es probable que introduzca algún cambio para tener una mayor frescura física. Ahí pueden tener opciones de entrar Maddi Torre, Nerea Eizagirre y Manu Lareo. Otra de las incógnitas es saber si el técnico donostiarra vuelve a optar por armar un centro del campo duro con tres jugadoras -que el miércoles fueron Leire, Itxaso y Ana Tejada- u opta por jugar con tres centrales, lo que daría entrada a Maddi con Mendoza y Etxezarreta. Arriba, Nahikari tendrá un par de acompañantes y la labor de ese trío será buscar contras y sorprender a la defensa blaugrana. La iniciativa será seguramente del Barça y le tocará a la Real defenderse, pero no puede renunciar al ataque porque, si no el partido se le puede hacer muy largo. Una de las claves en los éxitos contra Atlético y Levante fue precisamente salir como flechas al ataque en cuanto hubo ocasión para hacerlo, y hoy habrá que repetir la táctica. Y, a poder ser, que alguna centrocampista, si aún le quedan fuerzas, acompañe como hizo Leire Baños con su gol en la semifinal.

El Barcelona llega a la final después de haber superado el jueves por 3-2 al Atlético en la semifinal. El equipo entrenado por Lluís Cortés ha tenido 24 horas menos de descanso pero a cambio tiene una plantilla bastante más amplia y potente. Es líder destacado en la Liga Iberdrola, con nueve puntos de ventaja precisamente sobre el Atlético, por lo que ese título lo tiene encarrilado. Y está en los cuartos de final de la Champions, competición en la que el año pasado fue subcampeón. Si hay que destacar alguna jugadora dentro de su plantilla de lujo, podrían ser dos de las goleadoras del jueves, Oshoala y Martens. Por cierto que la delantera acabó con molestias, pero entrenó ayer con aparente normalidad, así que en principio jugará hoy. Además, el cuadro blaugrana cuenta con futbolistas como Paños, Mapi León, Putellas, Vicky Losada, Caldentey, Jenni Hermoso... un dream team en femenino con un potencial atacante de máximo nivel.

Sin duelos este curso Es curioso que el de hoy será el primer duelo esta temporada entre el FC Barcelona y la Real Sociedad, ya que el partido que les iba a enfrentar en la primera vuelta se aplazó con motivo de la huelga. Retrocediendo en el tiempo, los precedentes no son nada halagüeños para la Real. Tomando como referencia las últimas ocho temporadas, en las que el Barcelona ha sido campeón o subcampeón de la Primera Iberdrola, el conjunto txuri-urdin acumula catorce derrotas en 16 enfrentamientos, con solo dos empates, uno en la temporada 2013-14 (2-2 con goles de Aintzane Encinas y Nahikari) y un 0-0 en la 2017-18.

Asimismo, en los citados 16 encuentros la Real solo ha marcado cuatro tantos, obra de Nahikari (2), Encinas y Carla Bautista. Así que de la plantilla actual solo la urnietarra sabe lo que es meter gol al Barcelona. Un motivo más para aferrarse de nuevo a la inspiración, carácter y genialidad de la heroína de Granada. Está claro que cuando hay partido grande los focos la apuntan a ella.

Con todo esto, queda claro que el reto es mayúsculo. Nadie ha ganado al Barça este año. Es un gigante y la Real está un par de peldaños por debajo. Eso dice la teoría. Pero a un partido todo puede pasar. Las jugadoras están tranquilas y convencidas de reescribir la historia, así que ¿por qué no confiar en ellas? La Supercopa pone en juego un título que las de Gonzalo Arconada quieren teñir de txuri-urdin.