La salud mental, de tabú a llenar portadas

Según la OMS, se trata de "un estado de bienestar en el cual el individuo se da cuenta de sus propias aptitudes, puede afrontar las presiones normales de la vida, puede trabajar productiva y fructíferamente y es capaz de hacer una contribución a su comunidad". "Para andar en bici es más importante la cabeza que tu estado físico", asegura la ciclista Paula Suárez

18.10.2021 | 08:55
A veces es difícil lidiar con los problemas del día a día.

En la sociedad está muy mal visto mostrar debilidad mental y sobre todo tratar de pedir ayuda porque mentalmente necesitamos ayuda. Por suerte poco a poco se está normalizando, aunque queda un largo camino por recorrer. La salud mental, en términos generales, hace referencia al estado de equilibrio entre una persona y su entorno socio cultural que garantiza su participación laboral, intelectual, las relaciones para alcanzar un bienestar y calidad de vida. En definitiva, es el bienestar general de la manera en que piensas, regulas tus sentimientos y te comportas. A veces, las personas experimentan una importante perturbación en este funcionamiento mental y necesitan ayuda profesional del mismo modo que cuando nos duele otra cosa vamos al médico. La OMS, por su parte, la define como "un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades".

Al final el tener un buen estado de salud mental consiste en tener o haber trabajado para lograr poseer las herramientas suficientes para poder hacer frente a cualquier tipo de situación que nos toque afrontar en nuestra vida y que no se nos haga grande nada. De esta manera, es importante que la salud mental se trate en la escuela sin miedo a nada, ya que de hacerlo estaremos dando la capacidad a los más jóvenes a ser mejores personas cuando crezcan. Así, podrán hacer frente a cualquier contratiempo económico, laboral, social, familiar o de cualquier otro tipo porque sabrán qué hacer o a quién acudir para poder solucionarlo, ya que no siempre se poseen las herramientas para superar todo tipo de problemas que suceden.

En este sentido una mala salud mental puede afectar gravemente a la capacidad para mantener relaciones familiares o sociales, a funcionar en entornos sociales, desempeñarnos en el trabajo, a nuestra capacidad de adquirir nuevos conocimientos o a atrevernos a participar en actividades que son importantes.

¿cuándo se necesita ayuda?

Dado que la salud mental es un tema tabú en la sociedad no es para nada sencillo para las personas tomar la decisión de dar el paso y reclamar ayuda profesional para solucionarlo pero, ¿cuándo podemos intuir que la necesitamos? Tendremos que acudir a un profesional en caso de que tengamos cambios alimenticios y en las horas de sueño, si no nos sentimos capaces de afrontar los problemas o quehaceres del día a día, en caso de que tengamos sensación de desconexión en actividades normales, si experimentamos tristeza de una manera prolongada, en caso de que abusemos de determinadas sustancias, si tenemos cambios de humor o si, entre otros, tenemos reacciones muy violentas sin motivo alguno.

la experiencia de paula suárez

En este último número de IN hemos tenido la oportunidad de conocer más a fondo a la deportista Paula Suárez como a su familia. La joven vitoriana de tan sólo 22 años es ciclista y compite para el Laboral Kutxa en carretera y ciclocross pero asegura que no quiere dedicarse profesionalmente a este deporte, quiere disfrutar de ello pero no hacerlo en exclusiva. Además, nos ha confesado su experiencia personal en lo que a la salud mental se refiere.

De entrada asegura que la importancia que se le da es nula o al menos que no está a la altura de lo que debería de ser. En sus propias palabras indica que en el momento en el que un deportista pasa por horas bajas, lo primero, y único en la mayoría de ocasiones, que se intenta hacer es conseguir un nuevo entrenador, pero nunca se piensa que el problema no es físico sino mental. "He pasado una época muy difícil y nadie ha tratado de buscarme un psicólogo", confiesa.

Además, ha conocido las terribles consecuencias que un mal entrenamiento mental puede provocar en las deportistas de un nivel superior. Hablamos del físico y de los estrictos planes alimenticios que tienen que seguir para lograr objetivos, "que muchas veces no tienen porque ser los tuyos". Esto trae consigo que muchas compañeras suyas hayan tomado la decisión de dejar el ciclismo, ese deporte que cuando empezaron tanto amaban. Tomar esa decisión es muy dura y además teniendo en cuenta de que apartándose el problema no se soluciona.

Por otro lado, otra consecuencia que provoca las presiones a las que están sometidas son los trastornos alimentario por querer estar en un peso determinado o las frases que una bajada de peso puede generar en la deportista. "Al final nadie se plantea que detrás de un adelgazamiento puede haber un problema", indica.

falta de profesionales

Toda persona que acude en cualquier deporte a la selección de un país, sea cual sea, espera que en ese lugar tendrá lo mejor. Tal y como indica Paula Suárez es una verdad a medias si nos referimos a la salud mental. En su primera experiencia internacional llevaba pocos meses con entrenador y para nada tenía un equipo de psicólogos en su equipo. Su sorpresa fue que al llegar a la concentración les dijeron que allí disponían de un gran equipo de psicólogos, entrenadores y fisioterapeutas. Esto le alegró, pero acto seguido les dijeron que se pondrían en contactos con los suyos .

En ese momento la gasteiztarra preguntó qué sucedía si no disponía de esos profesionales en sus equipos. La respuesta fue que nada, se quedó helada. "Me parece genial que tengan esos medios, pero igual teníamos que empezar por abajo, ya que no todas disponemos de ellos", concluye.

noticias de noticiasdegipuzkoa