En España el toro de Osborne y en Zumarraga La Antigua

Se han colocado cuatro paneles que representan otros tantos símbolos del pueblo

19.02.2021 | 00:00
Los cuatro paneles que han instalado la Diputación y el Ayuntamiento.

zumarraga – En 1956 la agencia Azor Publicidad diseñó un toro para representar al brandy Veterano del Grupo Osborne en las vallas publicitarias de carretera y este toro se convirtió un símbolo de España. En Zumarraga el proceso ha sido inverso: la ermita de La Antigua es desde hace mucho el gran símbolo del municipio y ha acabado representada en una valla de carretera.

La valla que representa a La Antigua se ha instalado junto con otras tres, que representan a otros tantos símbolos de Zumarraga: la casa-torre Legazpi, la industria de la cestería y el ferrocarril. Estos cuatro paneles se han colocado en Egibide, junto a la carretera que enlaza el casco urbano (concretamente, el barrio de Eitza) con la autovía GI-632 y la carretera GI-631.

Esta instalación forma parte del proyecto de mejora ambiental de Egibide. Además de instalar los cuatro paneles (que al igual que los del toro de Osborne son de chapa, aunque más pequeños), se ha limpiado la parcela, se ha desmantelado la zona de huertas, se han sembrado césped y arbusto y se han plantado 156 avellanos y acebos.

Asimismo, con la finalidad de reducir el impacto del muro de contención, se han colocado unas letras de acero que conforman el nombre del pueblo. Si los cuatro paneles recuerdan al toro de Osborne, las letras recuerdan a las de Hollywood. En un futuro se van a iluminar las mismas.

Medio ambiente El objetivo final es crear una cubierta vegetal para disminuir el riesgo de erosión y mejorar la integración paisajística de la parcela, reduciendo también el impacto de la carretera.

Esta obra ha contado con un presupuesto de 39.700 euros, que ha sido asumido por el departamento de Medio Ambiente de la Diputación Foral de Gipuzkoa. La Diputación ha trabajado en coordinación con el Ayuntamiento, que ha asumido la dirección de la obra.

Este proyecto se enmarca dentro del programa de recuperación de áreas degradadas del departamento de Medio Ambiente y da respuesta a lo establecido en la estrategia de lucha contra el cambio climático Gipuzkoa Klima 2050, que ha establecido la necesidad de promover iniciativas locales y comarcales de infraestructura verde y de regeneración urbana, naturalización de espacios urbanos y creación de zonas verdes.