Legazpi | Un salto del diésel al gas licuado

08.01.2021 | 00:23
El camión transformado en Legazpi. Foto: Autogas Olaetxea

Autogas Olaetxe de Legazpi modifica el motor de un camión, lo que le permite ahorrar y ser más ecológico

La empresa Autogas Olaetxe de Legazpi acaba de convertir un camión de motor diésel en uno que funciona también con gas GLP (gas licuado de petróleo). Es el primer camión diésel que se transforma en Gipuzkoa y es una magnífica noticia para los propietarios de vehículos con motor diésel, pues les posibilita ahorrar mucho dinero en combustible y conseguir una etiqueta más ecológica que les permitirá entrar en las ciudades.

Autogas Olaetxe lleva tiempo convirtiendo vehículos de gasolina en GLP. Recientemente se han formado para convertir también los diésel. Formarse y lograr los permisos necesarios les ha llevado un año. "Podemos convertir cualquier vehículo con motor diésel: camiones, furgonetas, autocaravanas, turismos, excavadoras... Incluso generadores", comenta Miguel Ángel Zabaleta.

Todo son ventajas. "Si tienes etiqueta C, pasas a tener la Eco. Si tienes la B, consigues la C. Además, se ahorra un 20-25% en combustible. Hay que tener en cuenta que un camión hace muchos kilómetros al año. Puede suponer un ahorro de 50 euros al día".

La inversión En cuanto al dinero que hay que invertir para convertir un motor de gasoil en uno de GLP, el gasto varía según el vehículo: convertir un camión de cuatro cilindros cuesta algo más de 4.000 euros más IVA, uno de seis cilindros 6.000 más IVA y un coche (Ford Kuga) 4.000 más IVA. Convertir un motor gasolina cuesta menos: 1.800 más IVA. "El sistema de los gasolina y los gasoil es parecido, pero los componentes son distintos y la planificación y la ejecución son más costosas", explica.

Zabaleta recuerda que pronto hará falta distintivo ambiental para entrar en todas las ciudades de más de 50.000 habitantes. "Un fontanero necesitará etiqueta y nosotros le ofrecemos la oportunidad de conseguirla sin tener que cambiar de vehículo. Muchos propietarios de autocaravanas están convirtiendo sus vehículos de gasoil en vehículos que funcionan también con GLP".

El motor, en cuanto se calienta, funciona con gas. Es mucho más limpio y cuesta un 50% menos. En Olaetxe tardan unos pocos días en realizar la conversión. Colocan un sistema paralelo de alimentación en el motor, un depósito en el lugar de la rueda de repuesto y un pulsador para que el vehículo pase a funcionar con gas".

La conversión permite ahorrar en combustible y lograr el distintivo ambiental necesario para entrar en las ciudades