Lezo iniciará este año las obras de la segunda fase del ascensor de Altamira

El Gobierno Vasco concede una ayuda de 300.000 euros, el 51% del presupuesto

01.03.2021 | 00:34
Primera fase del ascensor de Altamira.

Lezo – El Departamento de Planificación Territorial, Vivienda y Transportes del Gobierno Vasco ha notificado recientemente al Ayuntamiento de Lezo la resolución de las ayudas dirigidas a los consistorios para la ejecución de actuaciones que mejoren y garanticen la accesibilidad en el entorno urbano, informó el grupo del PSE-EE de Lezo.

Gracias a ellas, el Ayuntamiento iniciará este año la construcción de la segunda fase del ascensor del barrio de Altamira. De hecho, recibirá una subvención por un importe de 300.000 euros, la máxima cantidad a conceder, sobre un presupuesto de 592.941 euros; es decir, una ayuda del 51% del total.

Con este segundo ascensor en Altamira, que va desde el punto de acceso del vial de las piscinas hasta el inicio del parque, se salvará un desnivel de 21 metros, evitando tramos de gran pendiente en la calle Tomas Garbizu.

Para el PSE-EE, esta actuación es "clave" para el barrio, ya que es a partir de este punto donde se desarrolla el barrio con un importante número de viviendas y servicios como el instituto y el centro de menores, los cuales tienen grandes problemas de accesibilidad.

Según adelantó el edil socialista, José Ángel Sánchez, en este año la intención es continuar trabajando en revertir la situación en el barrio de Altamira en lo referente a accesibilidad y mantenimiento urbano. "Para ello se llevarán a cabo importantes actuaciones de mejora de aceras, saneamiento e iluminación y se pondrán las bases del futuro parque sostenible, actuaciones todas ellas que redundarán en beneficio no solo de los vecinos y vecinas del barrio, sino del municipio", apuntó.

Asimismo, Sánchez explicó que uno de los objetivos del PSE-EE, como miembro del equipo de gobierno en el Ayuntamiento de Lezo, es seguir mejorando la accesibilidad del barrio de Altamira y conectar el barrio con el casco urbano, proceso que se inició en 2019 con la construcción, ya completada, de un ascensor que une el polideportivo de Bekoerrota con las piscinas municipales de Altzate, en el barrio Altamira.

Para la construcción de este ascensor se contó igualmente con una subvención por parte del Departamento de Planificación Territorial, Vivienda y Transportes de 300.000 euros y de 75.000 euros del Departamento de Movilidad y Ordenación del Territorio de la Diputación de Gipuzkoa. Además, existe otro ascensor en Ijurko.

El nuevo elevador conectará las piscinas con las casas de la parte alta de Tomas Garbizu, el instituto y el centro de menores