Donostia | Solo la playa de La Concha mantendrá el control de aforo este verano

Los arenales donostiarras no tendrán toldos, carpas, ni sombrillas, pero se recuperan las sillas de alquiler en La Concha

27.05.2021 | 17:34
La playa de La Concha, repleta de gente el pasado 8 de mayo.

DONOSTIA - Los 'Hondartzainak' controlarán este año el aforo solamente en la playa de La Concha de Donostia. La temporada de playas comenzará el 15 de junio y finalizará el 30 de septiembre.

El concejal de Mantenimiento Urbano y responsable de las playas del Consistorio donostiarra, Miguel Angel Díez, ha señalado que, "aunque los datos de la pandemia son mejores al aumentar el porcentaje de población vacunada, no hay que bajar la guardia y, por lo tanto, continuarán algunas de las medidas que ya se implementaron en la temporada pasada".

Según ha indicado, habrá 'hondartzainak' en los accesos, aunque este año solo en la playa de La Concha. "Es la playa que por efecto de las mareas más problemas puede dar en cuanto a espacio y distancia social especialmente durante las pleamares. Por ello, dos horas antes de la marea alta y hasta dos horas después, el acceso será restringido en función del aforo en La Concha", ha detallado.

Los 'Hondartzainak', reforzados si fuera necesario por agentes de la Guardia Municipal, serán los encargados de proceder al control de los accesos. En la playa de La Concha habrá habilitados tres únicos accesos: la rampa junto a la Plaza de Cervantes, las rampas de los Relojes y las escaleras junto al Eguzki.

Los aforos podrán conocerse mediante la web del Ayuntamiento y la aplicación de Diputación que recogerán puntualmente los datos que facilitan las cámaras de videometría instaladas en Igeldo y Urgull. "Son una buena alternativa a la hora de optar por una playa u otra dependiendo de la afluencia de personas y de las pleamares", ha indicado el edil.

Además, ha puntualizado que este año también habrá en los principales accesos de La Concha, banderolas que indicarán el acceso libre (bandera verde) o restringido por la pleamar (bandera roja). El uso de mascarilla en las playas será obligatorio en los paseos por la orilla o al entrar y salir de los arenales. Al tomar el sol o bañarse en el mar no será necesaria la mascarilla, aunque sí mantener la distancia de seguridad con el resto de los usuarios.


SOCORRISTAS 

El servicio de vigilancia y socorrismo de las playas comenzará el 15 de junio y se prolongará hasta el 30 de septiembre en horario de 10.00 a 20.00 horas. Desde ese día y hasta finalizar la temporada, el servicio de socorrismo se prestará de 10.30 a 19.30 horas.

En total son 29 las personas que conforman el servicio, de los que 22 son socorristas que se encargarán de vigilar las playas, incluida la isla. De ellos, siete en La Concha, seis en Ondarreta e isla y nueve en la playa de Zurriola. El resto son patrones de motos acuáticas para labores de salvamento, responsables de playa y un coordinador general.

También habrá, como cada año, servicio de baño asistido en la playa de La Concha, que se desarrollará del 15 de junio al 31 de agosto en horario ininterrumpido de 11.00 a 19.30 horas. Se dispone de tres sillas anfibias, que se desinfectarán después de cada uso cumpliendo así con las medidas anti Covid.

Como el pasado año, las playas de la ciudad no contarán finalmente con toldos, carpas o sombrillas, evitando así aglomeraciones de personas en pandemia. En cambio, este año vuelven las sillas de alquiler en la playa de La Concha.

Habrá 50 sillas que se podrán coger en las cabinas depositando una fianza de cinco euros. Las cabinas colectivas ofrecerán sus servicios durante la temporada de playas. Los meses de junio y septiembre el horario será de 09.00 a 20.00 horas y los dos meses intensos de verano, julio y agosto, de 09.00 a 20.30 horas. La última entrada a las cabinas será media hora antes de su cierre. Tampoco habrá bonos de temporada. Con el objetivo de controlar el aforo de las cabinas, la entrada se venderá diariamente.


LIMPIEZA

En cuanto a la limpieza, en las tres playas será diaria, al igual que en la isla de Santa Clara. Durante la noche se lleva a cabo una operación de cribado de la arena, retirando los residuos que durante el día han quedado abandonados u ocultos en la arena. Esta labor se desarrolla hasta las 10.00 horas con el fin de que la maquinaria no interfiera con los primeros usuarios de las playas.

A partir de esa hora se lleva a cabo la limpieza manual. Los operarios retiran los restos que el cribado ha podido dejar, vacían y desinfectan con productos especiales las papeleras, barren los accesos y el voladizo de La Concha. Igualmente se procede a retirar los flotantes de la bahía, tanto por la mañana como por la tarde. Como novedad, este año habrá en la arena de las playas unas papeleras de color azul para el reciclaje de papel o cartón.

También en los bares y cabinas se colocarán papeleras de reciclaje. Dentro de la campaña Zero Plastik del Ayuntamiento de Donostia, se venderán botellines de agua rellenables y con sistema de retorno. El objetivo es reducir la generación de residuos plásticos, en este caso los botellines de agua. El dispositivo de limpieza lo llevan a cabo 22 operarios en total.

Además de los servicios señalados, las playas volverán a contar con otras instalaciones para el disfrute de los usuarios, como las duchas, grifos de agua potable y lavapiés, que mantendrán cerradas algunas unidades para asegurar la distancia de seguridad. También este año vuelven las piscinas para aprender a nadar en Ondarreta y Zurriola.

Este año, como en el caso de los toldos, tampoco habrá gabarrones en las playas al no poder garantizarse la afluencia y el aforo de los mismos. La práctica de deporte en las diferentes zonas delimitadas estará permitida. El año pasado no se permitió la práctica del voleyball, pero este año ningún deporte que se realice al aire libre estará prohibido, siempre que se desarrolle en las áreas correspondientes para no molestar al resto de usuarios de las playas.
noticias de noticiasdegipuzkoa