bertan

Donostia reduce a 30 kilómetros por hora la velocidad en la mayoría de sus calles

Solo en el 11% de los tramos se podrá superar el tope máximo decretado 11 de mayo entran en vigor los cambios

01.05.2021 | 01:17
Un coche accede a la avenida de Navarra, junto a Jesuitas, zona 30.

Donostia – Los vehículos no podrán circular a más de 30 kilómetros por hora en la mayoría de las calles de Donostia. Desde el próximo 11 de mayo, los conductores que se adentren en las calzadas de la capital guipuzcoana no podrán rebasar esta velocidad en el 63,5% de los tramos y, en algunos, además, tendrán que hacerlo a no más de 20% o no más de 10%. Así pues, la inmensa mayoría de la ciudad se convertirá en zona 30 o menos (88,5% de los tramos) y solo en el 11,5% de ellos se permitirá circular a 40 o 50 kilómetros por hora.

En principio, los entornos residenciales de los barrios tendrán prohibido circular a más de 30 kilómetros por hora, lo que los convertirá en espacios con un tráfico más calmado. Sin embargo, en los viales de entrada a la ciudad y en los que circula el transporte público se autorizarán velocidades mayores. En total, doce vías tendrán una limitación por encima de los 30 kilómetros y 36, por debajo.

La medida adoptada por el Ayuntamiento de Donostia es una adaptación al Real Decreto de la Dirección General de Tráfico (DGT), que "está en sintonía con el planteamiento del Ayuntamiento de Donostia de dirigirse hacia una ciudad que priorice al peatón y a medios de transporte más sostenible", señaló ayer la concejala de Movilidad, Pilar Arana, que presentó los cambios inminentes junto a la directora del departamento Jone Murgoitia. Asimismo, añadió que el cambio de velocidades estaba desde hace tiempo "sobre la mesa" del Consistorio, que ha esperado a conocer con concreción el decreto para ultimarlo.

Ambas responsables explicaron que, en el caso de Donostia, las calles no se han elegido solo en función de que haya un carril o dos sino, también, por otros factores. Por ejemplo, algunos tramos incluidos en travesías más rápidas se convertirán en zonas 30 al paso de centros escolares como Jesuitas o La Asunción.

Así, por ejemplo, en La Concha se podrá conducir a 40 kilómetros por hora, al igual que en la avenida de Zumalakarregi, Zubieta, San Martin (con excepción del frente del Buen Pastor, que será peatonal), el paseo de Colón, Miracruz, Zurriola, Fernando Sasiain, paseo de Sibilia, paseo de Aintzieta, y partes de la avenida de Navarra, Pío Baroja, Doctor Begiristain y José Elosegi, por ejemplo.

Se dejará algo más de velocidad, un máximo de 50 kilómetros por hora, en otras calles principales como la avenida de Pasai San Pedro, paseo de Otxoki, Lugañene, paseos del Urumea, Fueros, Riberas de Loiola, de Zorroaga y de Errondo. También en la subida a Hospitales, Izoztegi, Lugaritz, avenida de Tolosa, subida a Zuatzu, avenida de Añorga o Cristóbal Balenciaga, eje principal de Igeldo.

paseo nuevo En el resto de pequeñas vías de Igeldo, por ejemplo, solo se permitirá ir a 20 kilómetros por hora ya que se trata de espacios de plataforma única (no hay diferencia de altura entre calzada y acera o no existe esta última). Lo mismo sucederá en el Paseo Nuevo. En las calles de coexistencia, como el paseo del Tenis, Infanta Cristina y alrededores, General Jauregi o General Etxague, el máximo será de 10 kilómetros por hora.

A partir del 11 de mayo, en las entradas a Donostia se anunciará que se accede a una zona 30 y se entenderá que es así salvo que haya una señal que indique lo contrario. Asimismo, habrá carteles junto a los colegios.

Para conocer en detalle la situación de una calle o tramo concreto se puede consultar el mapa disponible en la página web www.donostia.eus.

Las sanciones por incumplir los límites de velocidad pueden acarrear multas de entre 100 y 600 euros y la pérdida de puntos del carnet en función del exceso. Arana recordó que las multas tienen que ver con el aumento porcentual de la velocidad sobre la permitida y recalcó que es más grave ir a 30 en una zona autorizada a 20, que ir a 60 en una zona con permiso para 50, aunque en ambas la diferencia es de diez kilómetros.

El departamento de Movilidad ha estudiado con Dbus las afecciones que puede acarrear la reducción a 30 de la velocidad del transporte urbano y ha visto que 18 líneas pueden sufrir "importantes perjuicios" a la hora de mantener sus frecuencias, por lo que en las próximas semanas se estudiarán algunos cambios sobre lo anunciado, ya que la ley lo permite para el transporte público, dijo Arana.

datos

El 88% de calles. Aunque el máximo de 30 kilómetros por hora afecta al 63% de calles, si se tienen en cuenta las que permiten aún menos, se llega al 88%.

Decreto. Un decreto de la DGT obliga a implantar estas medidas como máximo el 11 de mayo.

Cambios. 18 líneas de autobús se verán afectadas por la reducción de velocidad, lo que podría motivar cambios sobre lo previsto.

frase

pilar arana "la medida prioriza al peatón"

La concejala de Movilidad aseguró que los cambios tratan de priorizar al peatón y a los medios de transporte sostenibles.

noticias de noticiasdegipuzkoa