bertan

Los dueños de Belartza Alto retoman el plan para su desarrollo industrial y comercial

La nueva versión del proyecto cree que es compatible con la Ley de Centros Comercialesmejoras viarias y de accesos

20.09.2020 | 00:47
Infografía que refleja el proyecto del último borrador presentado por los propietarios. Foto: N.G.

donostia – Los propietarios de Belartza Alto han retomado el proyecto para crear un polígono industrial y comercial, ya que consideran que es compatible con la Ley de Centros Comerciales aprobada el año pasado por el Parlamento Vasco. Su último borrador concreta, por un lado, que será comercial el 30% de la superficie total (algo más de 25.000 de los casi 85.000 metros cuadrados de techo en total); por otro, considera que el criterio de "no intervención" en el sistema viario y de accesos que exige la citada ley es "improcedente" en este caso y proponen que la Dirección General de Carreteras de la Diputación de Gipuzkoa sea quien valore su propuesta de mejora viaria.

La parcela en cuestión, ubicada en la loma frente a Decathlon y las naves de Belartza, cuenta, según la ordenación vigente, con autorización para crear un polígono industrial. Sin embargo, sus propietarios, la empresa Saibigain XXI, apuestan por diversificar sus usos y crear también espacios comerciales. Con ese fin suscribieron un convenio con el Ayuntamiento de Donostia, a cambio de reducir la superficie ocupada y de no intervenir en la regata de Errekatxulo. El cambio exigía la modificación del Plan General, pero antes de que se planteara su aprobación inicial en el Consistorio llegó la citada Ley de Centros Comerciales que afectaba directamente al proyecto.

La nueva norma, aprobada por todos los grupos presentes en el Parlamento Vasco, se fundamenta en la defensa de "la ocupación sostenible del suelo" y "la protección de los entornos y del medio ambiente urbano, rural y natural". Prioriza, por lo tanto, la creación de establecimientos comerciales en la trama urbana residencial y no fuera de ella, como sería el caso de Belartza.

La ley se refiere, asimismo, a la creación de establecimientos comerciales en polígonos de actividad económica en zonas periféricas, como en el proyecto planteado por Saibigain XXI. La normativa exige, por un lado, que los usos comerciales deberán ser "complementarios" y no podrán superar el 30% de la edificabilidad total, ni una extensión de 30.000 metros cuadrados. El último borrador de los propietarios de Belartza Alto alega que su propuesta cumpliría ambas condiciones.

Sin embargo, la ley añade que tampoco en este caso la creación de suelo comercial podrá comportar "la necesidad de incrementar la capacidad de servicio de la red básica de infraestructuras de movilidad preexistentes". El plan parcial propuesto para Belartza sí incluye la creación de nuevos viales y accesos y la intervención en la glorieta de Irubide.

Los propietarios alegan que, aunque no haya usos comerciales, con el desarrollo íntegramente industrial ya autorizado "el sistema viario de acceso" actual "se colapsa". Añaden que ese colapso se agudizaría con los usos terciarios: "De ello se deduce que el criterio señalado de no intervención en la glorieta", que ratificarían las previsiones de la Ley de Centros Comerciales, "es improcedente" y plantea remitir a la Dirección General de Carreteras la valoración de su "propuesta de mejora de la glorieta y del sistema de enlaces". El proyecto señala, asimismo, que las disposiciones del planeamiento urbanístico sobre la red foral de carreteras "tienen un carácter referencial" y que pueden "reconsiderarse" por la Diputación.

El plan parcial para Belartza Alto se refiere, asimismo, a la recomendación de preservación de espacios arbolados que plantea el Informe de Sostenibilidad Ambiental del Plan General y apunta que por esa razón se ha excluido la vaguada de Errekatxulo del ámbito de actuación. "La preservación de otras zonas de arbolado adicionales se desestima, dado que impediría, de hecho, el nuevo desarrollo", apunta.

proceso De momento, la tramitación de este nuevo borrador acaba de arrancar con la solicitud de evaluación de impacto ambiental. Después debería llegar al Ayuntamiento y, también, a los responsables de infraestructuras viarias de la Diputación, que deberán posicionarse respecto al proyecto.

En los últimos meses se han escuchado distintas voces cuestionando el desarrollo comercial en Belar-tza. La concejala de Urbanismo, Nekane Arzallus, consideraba recientemente "descartada" la ampliación de usos comerciales mientras que el alcalde, Eneko Goia, apostaba por trabajar de la mano de los propietarios para reorientar el proyecto.

También el exportavoz socialista en el Consistorio, Ernesto Gasco, se mostró contrario a finales del año pasado: "Ya dije que no íbamos a hacer nuevas modificaciones del Plan General para impulsar más centros comerciales como el de Belar-tza. Comparto la idea de las asociaciones de comerciantes de Donostia y Gipuzkoa, que creen que perjudicaría al comercio más urbano".

Los grupos de EH Bildu y Elkarrekin Donostia, asimismo, se han posicionado en contra de este nuevo desarrollo en distintas ocasiones.

comercio, hotel y gasolinera El borrador del plan parcial presentado por Saibigain XXI plantea distintos usos para los más de 84.000 metros cuadrados de techo autorizados. El 40% de ellos serían terciarios y el 30%, terciarios comerciales. Es decir, hay un 10% de suelo que no será ni comercial ni industrial: concretamente, los más de 7.000 metros cuadrados de techo que ocuparían un hotel y varias oficinas.

Respecto a los más de 25.000 metros cuadrados comerciales previstos, incluyen unos 1.700 metros cuadrados de locales de restauración.

El resto, algo más de 50.000 metros cuadrados de techo, serían para usos industriales, y entre ellos se especifica también la creación de una estación de servicio. Asimismo, el plan para Belartza Alto plantea la creación de 2.226 plazas de aparcamiento en toda la zona.

los datos

Plan General. La ordenación vigente establece que en la zona alta de Belartza está autorizado un polígono industrial. Debido a la crisis el plan quedó en un cajón y se retomó en 2016 con un planteamiento para acoger también espacios comerciales. Los vecinos y asociaciones ecologistas se movilizaron y crearon la plataforma Belartza II Gelditu para reivindicar la protección de los espacios naturales contiguos a Unanue.

Cambio. En 2018 los propietarios y el Ayuntamiento firmaron un convenio para reducir el ámbito de actuación y excluir la vaguada de Errekatxulo, que forma parte de un corredor ecológico junto a Unanue y alberga especies de fauna y flora protegidas. Para poder avanzar en el nuevo proyecto era necesaria una modificación del Plan General, que no llegó a someterse a su aprobación inicial.

Ley de Centros Comerciales. El año pasado el Parlamento Vasco aprobó la Ley de Centros Comerciales, que afecta directamente al proyecto de Belartza Alto, por lo que los propietarios han adaptado su proyecto. La normativa busca favorecer el desarrollo comercial en la trama urbana y limitarlo en las zonas periféricas y se basa en criterios de sostenibilidad ambiental: prohíbe cualquier nuevo centro comercial si exige la creación o ampliación de nuevos viales o carreteras.

PTS. Esta ley sucede al Plan Territorial Sectorial (PTS) de 2004 anulado por los tribunales, que limitaba la ampliación y creación de nuevos centros comerciales (se anuló por basarse en argumentos económicos y mercantiles). Fue recurrido en su momento por Garbera, ya que la norma impidió su ampliación. Una vez anulada, el Ayuntamiento sí permitió su crecimiento (las obras avanzan y estarán completadas en 2021). En lugar de un nuevo PTS, el Gobierno Vasco empezó a tramitar una ley, con intención de dotar a la norma de mayor seguridad jurídica, y la fundamentó el criterios medioambientales y no económicos.

Nuevo borrador. Los propietarios consideran que su proyecto cumple la Ley de Centros Comerciales. Alegan que la actuación en el sistema viario (que la citada ley prohíbe por su efecto ambiental) es necesaria aunque el desarrollo sea solo industrial y apelan a que sea la Diputación la que se posicione sobre las carreteras.

Propuesta. De los más de 84.000 metros cuadrados de techo previstos, más de 25.000 serían comerciales (entre ellos, 1.700 del ámbito hostelero), más de 7.000 corresponderían a un hotel y oficinas y más de 50.000 serían industriales. También habrá una estación de servicio.

Los propietarios alegan que con un desarrollo íntegramente industrial también habría que actuar en el sistema viario

La tramitación de este nuevo borrador acaba de arrancar y tendrá que pasar todavía por el Ayuntamiento y la Diputación de Gipuzkoa