bertan

Donostia: la calle San Martín se cerrará el 14 de julio para todo tipo de tráfico durante un año

La calle Easo quedará abierta para que el transporte público pueda dirigirse hacia el puente por la Avenida

17.06.2020 | 00:58
Donostia: la calle San Martín se cerrará el 14 de julio para todo tipo de tráfico durante un año

donostia La calle San Martin, desde su conexión con la calle Urbieta, quedará cerrada al tráfico el 14 de julio, según el plan previsto por ETS, que ocupará totalmente la zona situada frente al Buen Pastor con el fin de proseguir con la segunda fase de los trabajos de construcción del nuevo ramal del Topo bajo el centro de Donostia.

Así lo señaló ayer el alcalde, Eneko Goia, que recalcó que la clausura de la arteria por la que pasan numerosos autobuses del oeste al este de la ciudad se producirá tras abrirse un carril de la calle Easo, cerrada actualmente desde San Martin hasta Zubieta a causa de las mismas obras. El tramo más cercano al hotel Londres lleva meses cerrado mientras que el contiguo también está ahora clausurado para la construcción de un ascensor que conectará con la futura estación de La Concha.

 

Como se recordará, el plan previsto por el Ayuntamiento contempla que todos los autobuses que ahora circulan por San Martin se desvíen por la calle Easo y la avenida de la Libertad para afrontar esta segunda fase de cortes de tráfico, que durará un año. En principio, el cierre de San Martin a todo tipo de circulación estaba previsto para principios de julio, pero el parón de dos semanas motivado por la pandemia del coronavirus ha retrasado el arranque de la nueva fase de la movilidad en el centro de la ciudad.

Desde el pasado mes de febrero, en San Martin solo hay un carril disponible para el transporte público y motos y los vehículos privados deben desviarse por Urbieta y el río para dirigirse hacia el puente de Santa Catalina.

Goia destacó que el retraso de dos semanas en el inicio de la nueva fase de afecciones a la circulación no le preocupa ni tampoco la demora que pueda existir con motivo de los posibles cambios en el procedimiento constructivo que se puedan decidir para evitar nuevos "sustos", como el hundimiento del terreno bajo un edificio de la calle Zubieta el pasado 5 de junio a causa de un corrimiento del terreno hacia el túnel en ejecución. El regidor donostiarra manifestó que "en un proyecto de esta envergadura no nos deben mover las prisas sino la seguridad". Asimismo, añadió que la excavación es la fase más dura del proyecto, que está en sus últimas etapas y que en breve comenzará otra fase más ligera, con la introducción de vías en los túneles y el equipamiento necesario para las estaciones.

El regidor se mostró "seguro" de que ETS "hará lo que tenga que hacer para garantizar la seguridad" y recordó que los edificios de la zona del hundimiento han sido monitorizados para un mejor control de la situación.

bidegorri de la concha Por otra parte, Goia también se refirió a la próxima transformación del paseo de La Concha, con la ocupación de uno de los tres carriles actuales de circulación con un bidegorri, mientras que el actual carril bici servirá para ampliar la acera peatonal. El alcalde recalcó que este diseño estaba previsto antes de la pandemia pero que la situación "ha acelerado" su ejecución y que estará listo en verano.

También recordó que existen propuestas "más radicales" para el paseo costero, como quitar toda la circulación motorizada de la zona, pero señaló que esta solución perjudicaría al transporte público, por lo que, por el momento, está descartada.

El nuevo carril conectará el túnel de Ondarreta con La Perla y se ejecutará de modo sencillo, con pintura y una separación de la circulación.