Goia apela al Gobierno central para evitar aumentos exagerados de alquileres

13.02.2020 | 15:25
El alcalde Eneko Goia, durante una rueda de prensa.

DONOSTIA - El alcalde de Donostia, Eneko Goia, ha emplazado este jueves al Gobierno de España a "hacer un cambio normativo en los regímenes de alquiler" que permita evitar "incrementos exagerados de las rentas" que deben abonar los inquilinos.

Goia ha hecho esta reflexión ante los periodistas después de que representantes de trescientas familias donostiarras denunciaran ayer, en una rueda de prensa, la venta al fondo de inversión Azora por parte de una inmobiliaria local de los catorce edificios de viviendas en los que residen de alquiler, al tiempo que expresaron su temor a que sus contratos no sean renovados o a que se produzcan "incrementos especulativos" en sus rentas.

Durante su comparecencia, el alcalde donostiarra ha admitido que la compra de viviendas en las ciudades por fondos de inversión es un "fenómeno" que le preocupa, al tiempo que ha destacado la "especial sensibilidad respecto a esta cuestión" que existe en Donostia.

El primer edil ha advertido no obstante de que se trata de un asunto que "no es local, ni desde el punto de vista de la regulación ni del propio fenómeno", que también "ocurre en muchas otras latitudes".

Un problema ante el que, en su opinión, corresponde "apelar" al Gobierno de España que es "quien puede hacer un cambio normativo en los regímenes de alquiler, por poner un caso, y establecer reglas distintas a las que actualmente existen para evitar incrementos exagerados de las rentas".

Ha recordado, en este sentido, que "en su momento hubo un acuerdo PSOE-Unidas Podemos respecto a esta cuestión que después quedó en agua de borrajas".

"Ahora -ha añadido- creo que les corresponde a ellos impulsar lo que pueda ser alguna decisión en este sentido porque este es un tema que trasciende a lo que es un municipio y a sus capacidades".

Goia ha planteado de forma "clarísima" y "taxativa" la necesidad de apostar por "una regulación a nivel general o "aceptar" el problema derivado del hecho de que alguien venda "con un beneficio", a su entender, "considerable", y que después el Ayuntamiento tenga que "responder" a esa situación.

"Yo simplemente llamo a la reflexión de cuál es la situación en la que se nos coloca a todos, porque un Ayuntamiento responde con los fondos de todos los donostiarras y creo que no puede ser que se produzca la primera situación y que después la carga de dar la solución tenga que caer a todos los demás", ha sentenciado.

A su juicio, se trata de un "problema" que es preciso "abordar o afrontar en origen" y que radica en "cuál tiene que ser la rentabilidad que se puede aceptar en un elemento como es la vivienda, que debe cumplir una función social".

"Ese es el debate, al fin y al cabo. Y creo que ahí es donde se tiene que enmarcar la posibilidad de regulación y la limitación que tenga que hacerse de esta cuestión", ha recalcado.

Respecto a la venta de la inmobiliaria propietaria de los pisos, ha comentado que "nunca es una buena noticia" la pérdida del "arraigo" de una empresa en la ciudad, si bien ha admitido que se trata de "una decisión adoptada por esa inmobiliaria desde el punto de vista de la legalidad y la legitimidad", por lo que "a día de hoy, no tiene comentario posible".

Asimismo, Goia ha dicho compartir "la preocupación que pueda existir en las personas que en este momento ven un cambio de propietario en sus contratos de arrendamiento", una situación ante la que el consistorio ya ha contactado con Azora para "estar cuanto antes con ellos, saber cuáles son sus intenciones y darles a conocer cuáles son los puntos de vista" del consistorio respecto a esta cuestión.

"El contacto está hecho y me imagino que tendremos la ocasión de estar con ellos en un plazo de tiempo breve, espero", ha concluido.