Piden que se replentee el proyecto de Gelma para "no hipotecar el edificio"

El Comité de Empresa del Ayuntamiento de Arrasate reivindica una ubicación "digna y segura" para Emakume Txokoa

06.11.2020 | 02:30
Dorleta Kortazar y David Fernández de Gamarra, ayer. Foto: A.D.

arrasate – El Comité de Empresa del Ayuntamiento de Arrasate ha pedido al Gobierno municipal (PNV-PSE) que replantee el proyecto por el que se otorga a Lanbide (Servicio Vasco de Empleo) los generosos 1.000 m2 que ocupa la planta baja del antiguo edificio de las oficinas de Gelma, con el fin de poder trasladar también a este inmueble la sede de Emakume Txokoa y otros servicios municipales con falta de espacio. La presidenta del comité, Maite Barreña, y sus miembros, Dorleta Kortazar (LAB) y David Fernández de Gamarra (ELA), reivindicaron ayer una ubicación "segura y digna" para Emakume Txokoa y, por ende, para el área de Igualdad.

Tras incidir en que este servicio está situado en "un punto negro" para la seguridad de sus trabajadoras y usuarias, Kortazar recalcó que en 2014 se dieron algunos episodios de amenazas, robos y un par de agresiones. Recordó, entre otras cosas, que en este tiempo se han planteado diferentes emplazamientos, rechazados "por diversos motivos", y que fue el propio departamento de Igualdad el que propuso llevar Emakume Txokoa al edificio de Gelma, de propiedad municipal. "En la reunión que se llevó a cabo en febrero con integrantes del Gobierno municipal se vio esta alternativa como posible y real. No fue hasta septiembre, en otro encuentro, cuando informaron de que el acuerdo con Lanbide estaba bastante adelantado. Luego nos enteramos de que se firmó el 10 de agosto. Otra vez el Gobierno ha aplicado el rodillo para sacar adelante su proyecto", criticó Kortazar.

un edificio con "gran potencial" El Comité de Empresa destacó el "gran potencial" del inmueble de Gelma para albergar en sus instalaciones a Emakume Txokoa de una forma "segura y en un espacio que le permita desarrollar sus proyectos", recalcó.

"No se puede hipotecar un edificio por el acuerdo alcanzado con Lanbide", cuestionaron, a la vez que instaron al equipo de Gobierno a realizar "un estudio integral" para ver qué servicios se pueden alojar en él. "No estamos en contra de que Lanbide se instale en Gelma; compartir ubicación es compatible, pueden crearse sinergías", defendieron.

Junto con Emakume Txokoa, otra área que, según indicaron, carece de espacio y podría emplazarse en este inmueble es Juventud, así como el local del propio comité. "Pedimos que replanteen el proyecto. Es posible hacerlo y un ejemplo lo tenemos con el arco del Grupo San Juan. Hay que abordar el tema con seriedad y darle una solución", sentenciaron.