El Pleno de Hondarribia crea un grupo para mejorar Arkoll

02.05.2022 | 00:23
El Pleno de la Corporación de Hondarribia durante la sesión del mes de abril. Foto: N.G.

El Ayuntamiento de Hondarribia busca trabajar junto a los vecinos para solventar los problemas del barrio

el Pleno del Ayuntamiento de Hondarribia aprobó la creación inmediata de un grupo de trabajo con la asociación de vecinos de Arkoll para hacer frente a los problemas que presenta el barrio. Según denunciaron desde la asociación el pasado mes de marzo, el barrio lleva décadas arrastrando la falta de servicios públicos mínimos, como redes de saneamiento, andenes peatonales o incluso iluminación pública adecuada. Dos vecinos de Arkoll intervinieron durante la sesión para dar cuenta, en euskera y castellano, de los problemas con los que cuenta la zona.

Durante la sesión plenaria, también se aprobó un incremento presupuestario de 7,39 millones de euros, que incluye 110 partidas económicas con las que el Gobierno jeltzale pretende revitalizar Hondarribia durante este 2022. La modificación de créditos salió adelante con los votos a favor del equipo de gobierno del PNV.

El principal grupo de la oposición, Abotsanitz, optó por votar en contra de la propuesta, alegando que el Gobierno "no ha negociado las partidas", una postura que imposibilitó al grupo abstenerse, según argumentaron.

El grupo socialista se abstuvo, si bien la formación criticó la "situación de autocomplacencia" del equipo de gobierno y su falta de "actitud negociadora.

En sentido idéntico se pronunciaron desde EH Bildu al afirmar que la postura del Gobierno les parece "fea", pues "no se ha movido en absoluto para tratar de lograr un acuerdo".

Otro de los acuerdos que se alcanzó durante el Pleno fue el de la aprobación de la Ordenanza de Movilidad de Hondarribia. Según recordó el concejal de Movilidad, Juan Luis Silanes, la nueva norma tiene como objetivo "incorporar y difundir nuevos conceptos sobre movilidad sostenible y seguridad vial". La ordenanza fue aprobada con los votos a favor de PNV y PSE y las abstenciones de Abotsanitz, que argumentó que el documento "tiene varias carencias", y de EH Bildu, al estar parte de la documentación únicamente en castellano.

La sesión plenaria también contó con un buen número de mociones. La primera, presentada por el grupo socialista, fue aprobada por unanimidad y hacía referencia a poner en marcha "los mecanismos necesarios para que en 2023 Hondarribia tenga un servicio de autobús urbano".

En el plano más simbólico, salieron adelante otras tres mociones. La primera tenía como objetivo rechazar el cambio de postura del Gobierno español con respecto al conflicto político del Sáhara Occidental. Por otro lado, el Ayuntamiento acordó condenar la invasión de Ucrania por parte de Rusia, exigiendo al presidente de la Federación Rusa el cese inmediato de la invasión y el retorno de sus tropas a territorio ruso. Por último, el Pleno de Hondarribia instó al Estado español y a la Unión Europea a acabar con la incomunicación del periodista Pablo González Yague, detenido entre Polonia y Ucrania, y a su inmediata puesta en libertad.

Durante la sesión se aprobó una modificación de créditos de 7,3 millones y la primera Ordenanza de Movilidad de Hondarribia

noticias de noticiasdegipuzkoa