Irun dice adiós a un 2020 de "claroscuros"

01.01.2021 | 23:50
El alcalde, Jose Antonio Santano durante su balance del año en la Sala Capitular de la casa consistorial.

El alcalde santano repasa los hitos del año pasado y los retos del actual en su balance de la acción municipal

A pesar de todo lo que vino después, Irun empezó el 2020 con buen pie, aprobando en enero las cuentas del ejercicio tras más de un año de prórroga presupuestaria. Lo controvertido que en aquel momento pudiera resultar que para ello el Gobierno socialista hubiera pactado con Elkarrekin Podemos-IU y EH Bildu se olvidó rápido. Pues, como narró el alcalde, José Antonio Santano, en su rueda de prensa de balance del año a principios de semana, "todo cambió el 15 de marzo", con el estallido de la pandemia del COVID-19 y el inicio del confinamiento.

El primer edil calificó el 2020 como un "año de despedidas silenciosas, muy tristes", haciendo referencia a las personas que han sufrido la enfermedad más de cerca, muchas de las cuáles "no han podido tener el acompañamiento que hubieran merecido". Para Santano, la pandemia está sometiendo a Irun a una "prueba de estrés", pero la ciudadanía "está resistiendo".

Con todo, durante los meses que han pasado desde marzo el alcalde aseguró que "no todo se ha parado" y que en la ciudad se ha seguido trabajando en proyectos importantes como Vía Irun, la Ronda Sur, que verá la luz este 2021, el inicio de las obras en el edificio de Emigración, o las diversas actuaciones para acondicionar nuevas vías peatonales y ciclistas. Santano no olvidó que también hubo frustraciones, como la imposibilidad de celebrar el 25 aniversario de la victoria del C.D. Bidasoa en la Copa de Europa como estaba previsto.

En lo político, el primer edil recalcó que en situaciones como la vivida en el último año "se desdibujan las líneas entre Gobierno y oposición", y que ha sido la voluntad de su equipo "primar el consenso" como en el caso de la puesta en marcha del plan de choque Irun Aurrera.

Con el arranque del nuevo año, Santano cree que el inicio de la campaña de vacunación transmite un mensaje de "optimismo y esperanza" y que permite vislumbrar la "luz al final del túnel". En el proceso de recuperación de la pandemia, el alcalde declaró que tratará de buscar "estabilidad y certeza".

En ese sentido, Santano anunció que el programa del nuevo gobierno de coalición será llevado a Pleno previsiblemente en el mes de febrero y que, tras su aprobación, prevé convocar el Pleno de presupuestos ese mismo mes.

El primer edil también afirmó que las cuentas del 2021 dejarán planteadas "estrategias de gobierno de cara al futuro", de las que destacó los retos más importantes. Así, el alcalde mencionó el impulso a la movilidad sostenible que supondrá la aprobación del nuevo Plan de Movilidad Urbana Sostenible este año, la incentivación de un nuevo comercio urbano adaptado a lo digital y que busque la cercanía con el cliente, los desarrollos urbanos de los ámbitos de Alarde y San Miguel-Anaka, el impulso al proyecto ferroviario Vía Irun y la dotación de mayor protagonismo a los jóvenes.