Donostia ciudad

Donostia tendrá en 2023 zonas cerradas a los vehículos más contaminantes

El Ayuntamiento encarga un Plan de Calidad del Aire, que concretará zonas de bajas emisiones

11.01.2021 | 16:03
Tráfico en el centro de Donostia en las pasadas Navidades

La Junta de Gobierno aprueba este martes la creación de un plan para adecuarse a las normativas vigentes en materia de emisión de contaminantes a la atmósfera

Donostia contará en 2023 con zonas de acceso restringido a los vehículos más contaminantes, como sucede en la actualidad en ciudades como Barcelona o Madrid. La Junta de Gobierno prevista para este martes en el Ayuntamiento de Donostia aprobará el encargo de un Plan de Calidad del Aire, que contempla la creación de Zonas de Bajas Emisiones, es decir, espacios en los que no estará autorizada la circulación de vehículos a motor que arrojen a la atmósfera determinadas cantidades de contaminantes.

Las calles del entorno del Buen Pastor que será peatonal cuando terminen las obras del Topo, es uno de los espacios candidatos a impedir el acceso de los vehículos más contaminantes, aunque otras zonas de distintos barrios también podría entrar en el listado de Zonas de Bajas Emisiones.

La creación de un Plan Climático de Calidad del Aire forma parte de los objetivos contemplados en el programa Klima 2050, que, a su vez, se deriva de las exigencias de la Unión Europea, el Gobierno central y el Gobierno Vasco. La concejala de Ecología, Marisol Garmendia (PSE), recuerda que "el Plan de Calidad del Aire permitirá a la ciudad dotarse de un instrumento para gestionar la circulación de vehículos motorizados, priorizando aquellos de menores emisiones contaminantes, manteniendo una calidad del aire de acuerdo a las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud".

El plan tiene que fijar las zonas elegidas para el término municipal donostiarra antes de 2023, fecha límite establecida por la Ley de Cambio Climático y Transición Energética, aún en fase de tramitación parlamentaria, que obliga a los municipios de más de 50.000 habitantes a implantar medidas para las emisiones de gases contaminantes, según explica Garmendia.

En el caso de la capital guipuzcoana, serán los departamentos municipales de Medio Ambiente y Movilidad los que deberán definir un marco jurídico para la puesta en marcha y el control de las zonas de bajas emisiones, así como un calendario para su implantación.
El plan será elaborado por una empresa especializada que gane el concurso que convocará este martes el Consistorio donostiarra, con una dotación máxima de 40.000 euros y un plazo de nueve meses para su presentación. "Lo que desde las administraciones públicas debemos fomentar es el uso de vehículos menos contaminantes y con energías más limpias", recalca la concejala de Ecología, que añade que "hay que reforzar las políticas de movilidad sostenible y mejorar los sistemas de medición de la contaminación en la ciudad".