El BBVA deja la puerta abierta a una futura fusión con el Banco Sabadell

La entidad anuncia en el Investor Day que aumentará el dividendo para sus accionistas y repartirá entre el 40% y el 50% del beneficio ordinario

18.11.2021 | 18:21
El presidente del BBVA, Carlos Torres, en el Investors Day.

El presidente del BBVA, Carlos Torres Vila, ha dejado la puerta abierta a que el banco participe en un proceso de fusión con otra entidad española en el futuro, incluido Banco Sabadell, en línea con su enfoque de analizar cualquier posible operación que genere valor para los accionistas.

Así lo ha señalado durante el Investor Day, en el que el banco ha presentado sus claves estratégicas y objetivos concretos para los próximos años.

La cita con analistas tiene lugar la misma semana en la que BBVA ha anunciado que lanzará una oferta de adquisición de acciones (OPA) por el 50,15% que no controla sobre Garanti BBVA, una operación que, a juicio de los expertos, enfriaba la posibilidad se reanudasen las conversaciones para una potencial fusión con Banco Sabadell.

Sin embargo, el presidente del banco ha dejado este jueves la puerta abierta a volver a analizar esta u otra operación en el mercado español, al señalar que BBVA analiza "todas y cada de las oportunidades de crecimiento inorgánico conforme las va viendo".

"Respecto a Sabadell, ya saben que estuvimos en conversaciones con ellos y que las tuvimos que suspender porque no alcanzamos un acuerdo sobre los términos de la operación. Veremos qué nos depara el futuro", ha dicho Torres al ser preguntado precisamente por una posible operación corporativa con Banco Sabadell.

El directivo ha reconocido que la nueva ronda de consolidación en el sector bancario español quizá sea de menor grado, debido a que recientemente se han producido dos procesos de fusión y varias reestructuraciones de entidades a nivel de interno. En otros mercados, ha asegurado que BBVA analizará las oportunidades que surjan "si tienen sentido".

A principios de la semana que viene arrancará el primer tramo de 1.500 millones de la recompra de acciones de 3.500 millones. Preguntado sobre si encontrar una oportunidad de fusión o adquisición supondría que se pospondría el segundo tramo de la recompra, Torres ha asegurado que la prioridad sería completar la recompra de 3.500 millones de euros.

Por otro lado, ha puesto en valor que el aterrizaje en Italia con una oferta de banca totalmente digital es otra vía de crecimiento para entrar en nuevas geografías sin tener que acometer una fusión o adquisición.

En esta línea, el consejero delegado de BBVA, Onur Genç, ha reconocido que el modelo italiano podría extenderse a otros países en el futuro, pero ha asegurado que el banco todavía no ha decidido a cuáles y todo dependerá el éxito de la operación en Italia, que por el momento ha logrado en un mes el objetivo que el grupo se marcó para un plazo de dos meses y medio. "Es prematuro decir algo. No nos queremos comprometer con otros mercados por el momento", ha explicado.

CÓMODOS CON LA EXPOSICIÓN A EMERGENTES

En cualquier caso, los directivos de la entidad han descartado que BBVA vaya a realizar alguna fusión o adquisición para equilibrar su balance y reducir su exposición a los mercados emergentes, que aumentará tras la OPA a la filial turca.

"Si la pregunta es si estamos satisfechos con el mix actual, la respuesta es sí. Creemos que está bien dividido entre mercados emergentes y desarrollados", ha señalado Torres, para a continuación destacar que la rentabilidad es más alta en los mercados emergentes y asegurar que el banco no hará fusiones o adquisiciones con el objetivo de equilibrar la cartera.

El presidente del banco ha destacado durante su intervención que la inversión en Garanti supone una operación "muy atractiva", con impacto limitado en el capital, que permitirá incrementar el beneficio por acción en un 13,7%.

Aunque le gustaría que la OPA alcanzase un 100% de aceptación, también estaría satisfecho adquiriendo un porcentaje menor, porque superar el 50% del capital de la filial turca proporcionará al grupo la opción de seguir invirtiendo mediante la compra de nuevas acciones en el mercado, lo que dependerá del precio. "Es una transacción puramente financiera, así que no tenemos otro motivo distinto para comprar que el del valor", ha afirmado.

La operación se cerrará previsiblemente en el primer trimestre de 2022 y el banco no se ha topado por el momento con objeciones de los reguladores en Europa ni en Turquía.

OBJETIVOS "AGRESIVOS" PARA 2024

Este jueves BBVA ha anunciado una nueva política de dividendo que supondrá repartir anualmente entre el 40% y el 50% del beneficio ordinario consolidado de cada ejercicio, frente al rango del 35%-40%, y ha fijado nuevos objetivos para 2024.

El grupo espera conseguir en 2024 una rentabilidad sobre fondos propios excluyendo intangibles (ROTE) del 14%, frente al 11,7% de los nueve primeros meses de 2021, así como una ratio de eficiencia del 42%, frente al 44,7% de septiembre.

BBVA también ha establecido como objetivo un incremento anual del valor contable tangible por acción más dividendos de un 9% hasta 2024 y ha reafirmado su rango objetivo de ratio de capital CET1 'fully-loaded' en el 11,50%-12%, un nivel que ya supera holgadamente en la actualidad.

El consejero delegado de la entidad ha reconocido que estos objetivos a largo plazo pueden parecer "demasiado agresivos y ambiciosos", pero ha asegurado que BBVA ha identificado las palancas que cree que le permitirán alcanzarlos.

"Creemos que una ejecución perfecta de las estrategias nos va a hacer ser un banco mayor y más rentable, un banco único para nuestros clientes y líderes en eficiencia con excelencia operativa", ha destacado.

A preguntas de los analistas sobre la presión que supone para el banco marcarse unos objetivos tan ambiciosos, el presidente de BBVA ha reconocido que no hay garantía de que vayan a cumplirse, pero sí cree que son "asequibles". "Estamos comprometidos y creemos que podemos llegar ahí, porque hemos definido planes para ello. Veremos en tres años a ver qué ha pasado", ha añadido el consejero delegado.

Tras la presentación de las líneas principales de su plan estratégico, BBVA ha liderado las caídas del Ibex 35, con un desplome de alrededor del 5,51%.

noticias de noticiasdegipuzkoa