La economía guipuzcoana mantiene la atonía a inicios de año con visos de recuperación

El PIB de Gipuzkoa tan solo creció una décima en el primer trimestre y se sitúa por debajo de las estimaciones iniciales

05.06.2021 | 00:23
El transporte de viajeros mejora su actividad según se van retirando las restricciones a la movilidad.

donostia – Los datos provisionales se confirmaron ayer para establecer un crecimiento de la economía guipuzcoana muy débil durante el primer trimestre del año lastrado por las sucesivas oleadas de la pandemia de coronavirus que se vivieron a inicios de 2021 y el bajo ritmo de vacunación, que en la actualidad ha cogido velocidad. Así, entre enero y marzo el PIB del territorio tan solo creció una décima, por debajo de las dos del conjunto de la CAV, con respecto al último trimestre del pasado ejercicio.

Este dato, además, se encuentra por debajo de las estimaciones iniciales y se une al 2,6% en que cayó la economía guipuzcoana durante el primer trimestre del año en comparación con el mismo periodo de 2020, cuando la pandemia de covid-19 todavía no había afectado de manera significativa a la actividad del territorio, por lo menos en buena parte de ese trimestre, enero y febrero, y se manejaban cifras de crecimiento del Producto Interior Bruto para el año cercanas a los tres puntos porcentuales.

La situación dio un giro con la pandemia y, tal como se refleja en la información ofrecida ayer por el Instituto Vasco de Estadística Eustat, el estrago causado resulta difícil remontar. A ello ha contribuido de manera decisiva la complicada coyuntura que atravesó Gipuzkoa entre enero y marzo de este año, cuando el coronavirus originó nuevas oleadas y la falta de suministro de vacunas no consiguió que se imprimiera el ritmo necesario para mejorar la crisis sanitaria con el consiguiente efecto en la económica.

Sin embargo, hoy la situación ha cambiado y los datos apuntan a una tensa ralentización del crecimiento del número de contagios que, unido a que la vacunación ha adquirido un ritmo al alza, permite pensar que en el segundo trimestre del año la actividad económica en Gipuzkoa varíe su tono y comience una tendencia al alza.

Así lo considera el Gobierno Vasco. El consejero de Hacienda y Economía, Pedro Azpiazu, mantiene las previsiones de crecimiento del PIB de Euskadi en un 6,7% para este ejercicio y recientemente sugirió que esta estimación podría elevarse cuando la próxima semana se presenten las directrices de los presupuestos del Ejecutivo de Urkullu para 2022.

De momento, los datos conocidos corresponden a un primer trimestre que no ha sido flojo solo en Gipuzkoa, sino que este comportamiento se ha extendido al conjunto de la Comunidad Autónoma Vasca, con un avance de su PIB del 0,2% con respecto al último trimestre de 2020 y una caída del 2,9% si se compara con el primero de 2020, cuando el Gobierno Vasco estimaba este descenso en un 2,5%.

Como aspecto positivo, cabe destacar que esta bajada es inferior a la que se registró en periodos anteriores analizados por el Eustat. Un ejemplo se encuentra en el último trimestre del año pasado, cuando la economía retrocedió un 7,6%, porcentaje que ascendió al 9,5% si se contempla el comportamiento del PIB del pasado año en global.

sectores Los datos negativos han afectado a todos los sectores, tal y como recoge el Instituto Vasco de Estadística, que apunta a una ralentización de estas caídas. Por otro lado, trimestre tras trimestre se han registrado pequeñas subidas excepto en servicios. En este sector la evolución de las distintas actividades ha sido irregular y, así, en el primer trimestre del año comercio, hostelería y transporte subieron un 5,5% interanual y un 2,2% sobre el trimestre precedente.

Estos crecimientos se comprenden de tener en cuenta que las diferentes medidas de restricción impuestas para hacer frente a la pandemia de coronavirus se han ido retirando, con un efecto directo en estas actividades que se vieron fuertemente afectadas al estar relacionadas con la cercanía de las personas, el ocio y la movilidad.

Sin embargo, el resto de servicios como las actividades inmobiliarias, de profesionales, científicas y técnicas, financieras y de seguro retrocedieron un 5% interanual y en 2,7% intertrimestral. En la rama de administración pública, educación, sanidad y servicios sociales hubo sendas subidas del 1,6% y del 0,5%.

En términos interanuales la industria se contrajo un 1,1% y un 0,7% en el caso de la manufacturera, dos descensos inferiores a los observados en 2020. Además, en relación al anterior trimestre se han registrado ascensos del 1,4 y 1,3%, en cada caso. La construcción tuvo una bajada interanual del 2,4% y una subida intertrimestral del 1%, mientras que el sector primario bajó un 7,1% con respecto al mismo trimestre del ejercicio anterior, pero creció un 20,1% sobre el tramo final de 2020.

En el lado de la demanda, el gasto de los hogares presenta un descenso tanto interanual del 3,7% como intertrimestral del 0,3%, mientras que el gasto de las administraciones públicas subió un 1,6% en el primer caso y bajó un 2,4% en el segundo.

las cifras

0,1%

es la leve subida que experimentó el Producto Interior Bruto PIB de Gipuzkoa en el primer trimestre del año con respecto a los últimos tres meses de 2020. Esta evolución es algo más baja que la del conjunto de la CAV, cuya economía creció dos décimas, por debajo de las estimaciones iniciales.

2,6%

La otra cara de la moneda se encuentra en la caída superior a los dos puntos del PIB de Gipuzkoa si se realiza la comparación con el mismo periodo del año anterior, en el que la pandemia de coronavirus aún no había mostrado sus peores efectos sobre la economía.

Las estimaciones de crecimiento del Gobierno Vasco no varían y apuntan a que el año cerrará con una subida del PIB del 6,7%

La actividad del sector de servicios cayó excepto en comercio, hostelería y transporte por la retirada de medidas restrictivas

noticias de noticiasdegipuzkoa