Industria

El Gobierno Vasco expresa su "malestar" por la actitud del Ayuntamiento de Azpeitia en Corrugados

25.05.2021 | 13:00
Instalaciones de Corrugados Azpeitia

La consejera de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente, Arantxa Tapia, ha expresado este martes su "malestar, tristeza y bochorno" por el comportamiento del Ayuntamiento de Azpeitia sobre Corrugados, que ha provocado que el Grupo CL haya decidido no reabrir la planta de la antigua acería en la localidad guipuzcoana, donde tenía previsto realizar una inversión de 50 millones de euros para su reapertura y supondría la creación de cerca de 700 puestos de trabajo.

Tras lamentar la oportunidad de empleo perdido, la consejera ha asegurado que el Consistorio actúa como "un nuevo rico" y ha acusado a la alcaldesa, Nagore Alkorta, de EH Bildu, de mentir y de "echar balones fuera". "Esto no es ni fuego cruzado ni batalla política, es una dejación clara de la responsabilidad municipal", ha afirmado. 
En una comparecencia pública tras el Consejo de Gobierno celebrada en Gasteiz, Tapia ha dicho que no dirá que está enfadada, pero no puede ocultar su "malestar y tristeza especialmente por la oportunidad perdida de generación de empleo".

Asimismo, ha mostrado su "malestar y bochorno por las más de 7.000 personas desempleadas en Gipuzkoa que no habrán entendido nada de lo que está sucediendo". También ha expresado su "vergüenza por el cinismo que se está empleando, por la tergiversación" de lo ocurrido, que se está escuchando, por el tiempo perdido y que "supuestamente" todos han dedicado "con la mejor de las voluntades, y lo peor por las falsas acusaciones que se han realizado a la actuación de este Gobierno".

De esta forma, se ha referido a las acusaciones sobre que al Ejecutivo vasco no le ha importado el empleo y que ha trabajado "por motivos ajenos". "¿Qué motivos ajenos? ¡que los detallen!", ha exigido.

A su juicio, se trata de "una estrategia de tinta de calamar, de búsqueda de culpables y de no querer asumir las responsabilidades propias". "Está claro que la realidad socioeconómica de los municipios no es la misma en todos los pueblos y que la necesidad de búsqueda de empleo se defiende con mayor o menor intensidad allá donde la situación es diferente", ha manifestado.

"NUEVO RICO"

Según ha apuntado, el Ayuntamiento de Azpeitia "parece no haber detectado esa necesidad de sus habitantes, ni entre los vecinos del territorio colindante, y este es el riesgo de una política de nuevo rico". En este sentido, ha advertido del riesgo de que los indicadores socioeconómicos de un municipio no lleve a considerar que el proyecto "es necesario para el entorno".

Arantxa Tapia ha defendido que el Gobierno Vasco "hizo lo que tenía que hacer, ha dicho lo que tenía que decir". "Ha sido una lástima sí, pero los responsables están claros. Hemos trabajado para apalancar la actividad en ese municipio y seguimos trabajando para apalancar todo el empleo que consigamos", ha aseverado.

La consejera ha compartido que en torno a esta cuestión la realidad y y lo que se ha contado es distinto, tal como ha asegurado la alcaldesa de Azpeitia, Nagore Alkorta. "Estoy de acuerdo con ella. Ella no ha contado toda la verdad, ha ocultado información y no ha sido transparente. Y esto no es ni fuego cruzado ni batalla política, es una dejación clara de la responsabilidad municipal y de tratar de echar balones fuera por parte del Ayuntamiento", ha precisado.

PROYECTO DE FUTURO

Por su parte, la portavoz de la Diputación foral de Gipuzkoa, Eider Mendoza, ha insistido en que se ha perdido "una oportunidad histórica" con la no reapertura de la planta Corrugados de Azpeitia, de lo que responsabiliza al Ayuntamiento de la localidad.
 
En rueda de prensa para dar cuenta de los últimos acuerdos adoptados por el Consejo de Gobierno foral, Mendoza, preguntada por los periodistas sobre esta cuestión, ha considerado "inaudito" que se haya perdido esta "oportunidad histórica" de crear "más de 700 puestos de trabajo" en un territorio "industrial".
 
Además, ha recordado que estaba en la mano del Ayuntamiento la "posibilidad" de poner en marcha este proyecto "de futuro" y para ello "contaba con la colaboración y el visto bueno" del Gobierno Vasco y la Diputación. Por ello, ha señalado que será el Consistorio de Azpeitia el que tenga que dar explicaciones al respecto
noticias de noticiasdegipuzkoa