Los sindicatos reclaman eliminar la brecha salarial

ELA cifra en 7.500 euros al año la diferencia en la CAV y Navarra entre los sueldos de mujeres y hombres

23.02.2021 | 00:59

donostia – La exigencia de que se implanten políticas que acaben con la brecha salarial en la CAV y Navarra unió ayer a los sindicatos ELA, LAB y UGT Euskadi, quienes en el Día de la Igualdad Salarial lanzaron sus propuestas.

ELA cifró en 7.500 euros la diferencia entre el sueldo que cobra un hombre y el de una mujer por realizar las mismas labores, lo que representa un 24% a favor del colectivo masculino. Según esta central sindical, se trata de "un fenómeno que se ha extendido de forma pandémica en nuestra sociedad".

Ante este hecho, reclamó "políticas e iniciativas eficaces" para igualar las percepciones salariales e implicó tanto al sector privado como al público para que empresas y administraciones adopten medidas "que no se queden en el plano formal o en soluciones superficiales".

Por su parte, LAB se concentró ayer en los jardines de Alderdi Eder de Donostia, donde su portavoz Haizea Solagurenbeaskoa criticó la "división sexual" en el ámbito laboral al considerarla "una herramienta que construye y alimenta" la brecha salarial por cuestión de género.

Este sindicato constató que los trabajos más feminizados reciben un "menor valor político y social" y, por lo tanto, unas retribuciones más bajas. Por este motivo, abogó por publificar los cuidados, labor que habitualmente desarrollan mujeres, y que se reconozcan "mediante condiciones laborales dignas" todos los trabajos feminizados.

También UGT Euskadi se pronunció ayer sobre la brecha salarial entre hombres y mujeres para urgir a que este problema se aborde en el seno de la Mesa de Diálogo Social, donde reclamó que se acuerden cambios legales en esta línea.

UGT Euskadi se refirió a la estadística del INE correspondiente al año 2018 para señalar que Euskadi ocupa el séptimo lugar entre las comunidades autónomas con una brecha salarial del 22,45% y con una mayor incidencia entre las trabajadoras no cualificadas, que sube hasta un 39% de diferencia.

Entre trabajadoras con estudios de segunda etapa de secundaria la brecha se establece en un 36% y con licenciatura o similares, en un 29,9%.