Trasnporte sostenible

Irizar estrena el primer autobús autónomo cero emisiones en Málaga

Es un proyecto pionero al funcionar con tráfico real en una ciudad

18.02.2021 | 11:35
Presentación del primer autobús cero emisiones de Irizar en Málaga
Un proyecto pionero a nivel europeo lleva el sello Irizar. El grupo con sede en Ormaiztegi ha presentado hoy el primer autobús cero emisiones que se desplazará sin conductor por las calles de una ciudad y con tráfico real. La localización es Málaga y el proyecto se denomina AutoMOST, coordinado por el operador de transportes de viajeros por carretera Avanza junto con 11 socios entre los que se encuentran varias entidades vascas.
 
El grupo Irizar participa con sus filiales Irizar e-mobility, situada en Aduna y especializada en la electromovilidad, y Datik que, desde Donostia, diseña soluciones inteligentes para el sector del transporte y la conducción autónoma.

Estas marcas han sido actores principales en la consecución de un vehículo autónomo cero emisiones que convierte a la capital andaluza en la primera ciudad de Europa en experimentar con un autobús de estas características en sus calles y, además, con tráfico real.
 

Irizar ha elegido su modelo ie bus, eléctrico y no contaminante, de 12 metros de longitud que tiene una capacidad superior a los 60 pasajeros. A partir de mañana sábado, este vehículo que ha sido probado por las autoridades malagueñas comenzará a funcionar uniendo el puerto marítimo con el ayuntamiento en un trayecto que tiene alrededor de dos kilómetros.
 
En este trazado deberá convivir con automóviles, motos, bicicletas y peatones, además de las infraestructuras urbanas, e identificarlos para no interferir en su camino ni causar ningún accidente. Para conseguirlo, Irizar explica que incorpora un sistema de guiado y de posicionamiento de alta precisión que le guiará mientras circule.
 
Este sistema está conectado a un centro de control que será el encargado de enviarle las instrucciones para su correcta circulación. Este enclave, además, se encargará de monitorizar todos sus movimientos para conocer en tiempo real su itinerario, de tal manera que emulará a un conductor tradicional.
 
Para obtener los datos necesarios que requiere una labor de estas características, el Ayuntamiento de Málaga ha instalado a lo largo de su recorrido semáforos inteligentes que remitirán al centro de control la información en una operación que ha representado una inversión municipal de 180.000 euros.
 

PRUEBAS

El autobús autónomo de Irizar se someterá a un periodo de pruebas hasta el 13 de marzo para comprobar qué dificultades puede encontrar y, con arreglo a las notificaciones, el equipo del proyecto incorporará cuantas mejoras sean necesarias para optimizar su funcionamiento.
 
Las autoridades malagueñas remarcan que este periodo es ventajoso porque, debido a la pandemia de coronavirus y las restricciones a la movilidad que se han adoptado para intentar detenerla, las condiciones de tráfico son más laxas que en un febrero habitual, por lo que resultará más fácil detectar los problemas y solucionarlos.
 
No obstante, y por motivos de seguridad, durante los primeros viajes el autobús autónomo cero emisiones de Irizar trasladará también a un conductor para supervisar determinadas maniobras, tal y como se aseguró ayer en la presentación de este nuevo vehículo guipuzcoano y del conjunto del proyecto. 
 
Esta iniciativa sienta un relevante precedente para la estrategia de movilidad sostenible que impulsa Europa, dado que sus resultados serán seguidos con atención con miras a implantar un transporte tecnológicamente avanzado en otras grandes ciudades europeas.
 
Según señala Irizar, AutoMOST representará la implementación de sistemas de control compartido para futuros vehículos automatizados "que permitan la operación de servicios de manera más eficiente y flexible, en un contexto de infraestructuras inteligentes y conectadas". 
 
En definitiva, se trata de dar un paso adelante en la apuesta por lograr no solo un medio de transporte urbano sin emisiones contaminantes a la atmósfera, sino que también emplee combustible cuya producción es más respetuosa con el medio ambiente y que incorpore sistemas que garanticen la seguridad de las personas transportadas.
 
" Es un gran reto hacia la movilidad del futuro, una movilidad sostenible, conectada, segura y autónoma, donde Irizar será un actor fundamental en esa transformación", señala la firma guipuzcoana