La economía doméstica, a un clic

11.01.2021 | 00:36
‘Apps’ como Fintonic, Balio o Wally permiten monitorizar gastos de forma muy detallada. Foto: N.G.

Lo primero es analizar a fondo la app de finanzas de tu banco. Con la aparición de las FinTech, se han tenido que poner las pilas y ya no son simples aplicaciones para consultar el saldo, verificar los recibos y hacer una transferencia de forma puntual.

la cuesta de enero también va a ser muy diferente a la de otros años y ahora más que nunca tener un control muy detallado de todos nuestros gastos e ingresos o saber si hay alguna forma de ahorrar se va a volver fundamental. Tenemos varias cuentas de diferentes bancos, tarjetas de comercios y además varios miembros de la familia con diferentes tarjetas. Hasta ahora, la hoja de cálculo había sido la solución para muchas personas pero, al ser un proceso totalmente manual, siempre acabábamos olvidando algún tique o acumulando tantos que nos daba pereza meterlos y nos conformábamos con tener una idea aproximada del estado de nuestras finanzas. La aparición de los primeros programas y aplicaciones de finanzas personales fue una revolución, pero seguían teniendo una parte automática y una manual. Pero hoy en día esto ha cambiado y si no las conoce le voy a dar un consejo para que sepa por qué las tiene que utilizar.

Antes de instalar nada, lo primero que tiene que hacer es analizar a fondo la app de finanzas de su banco. Con la aparición de las llamadas FinTech, se han tenido que poner las pilas y ya no son simples aplicaciones para consultar el saldo, verificar los recibos y hacer una transferencia de forma puntual. Compruebe que le permiten vincular sus otras cuentas en otros bancos. Este proceso es totalmente seguro ya que cumplen la normativa PSD2. Solo usted podrá ver esa información, las entidades financieras no comparten datos ni la información, solo permiten a la pasarela mostrar esa información en pantalla. Después, tiene que mirar si es capaz de agrupar sus gastos, ofrecerle avisos en caso de que surja algún pago extraño o poder ver de una forma unificada toda la información de las tarjetas. Hay bancos que han hecho un gran trabajo y tienen una aplicación que se diferencia de los demás y otros que o se ponen las pilas o van a acabar en la cola de una fusión.

Si va a necesitar instalar una de estas aplicaciones para el control de sus gatos y necesidades financieras, tiene en el mercado un buen número de aplicaciones gratuitas y de pago. Lo primero es ver si sus entidades bancarias permiten agregar toda la información de sus cuentas y tarjetas. Si alguna de ellas no se puede incorporar, envíe un simple correo y los técnicos de la aplicación se ponen en marcha para que el banco les facilite todo para hacer esa pasarela. La mejor funcionalidad es la que de forma automática va controlando y clasificando todos sus gastos. La gasolina, el cambio de ruedas o las reparaciones aparecerán en el apartado de vehículos. Gastos de colegios o la academia de idiomas por otro lado. Las hay muy sofisticadas que permiten escanear los tiques del supermercado y separar el gasto de carne o pescado mensual. Cada vez que detectan una comisión, le dicen qué tiene que hacer para recurrirla y tratar de que su banco no se la cobre. Tener una visión así de sus gastos le va a parecer sorprendente al principio pero luego, gracias a los sistemas de inteligencia artificial que tienen estas aplicaciones, le van a proponer consejos o métodos para ahorrar o preguntarle si está seguro de seguir con determinados gastos mensuales. No hacen milagros, de momento no son capaces de decirle las pocas veces que ha ido este mes al gimnasio o club de deportes y aconsejarle darse de baja, pero tiempo al tiempo.

Recomendar una aplicación concreta no es fácil, mire Fintonic, Balio, Money Pro, Spendee, Wally o si quiere también trabajar con bitcóin, Goin. Aunque quizás la app de su banco sea suficiente.