Ibermática eleva sus beneficios un 66% en un primer semestre marcado por el COVID

El incremento de la carga de trabajo por la pandemia sitúa la plantilla de la compañía vasca en su máximo histórico

06.08.2020 | 00:30
Juan Ignacio Sanz, consejero delegado de Ibermática, posa en la sede de la compañía. Foto: N.G.

dOnostia – Ibermática ha superado "con nota" el exigente examen del coronavirus y ha cerrado el primer semestre del año con crecimientos en sus principales indicadores. La compañía donostiarra obtuvo entre enero y junio un beneficio antes de impuestos de 4,8 millones de euros, un 66% más que en el mismo periodo de 2019. Además, su volumen de negocio creció un 6%, hasta los 126 millones de euros, y alcanzó "la mayor cifra" de trabajadores de su historia, con cerca de 3.650 profesionales, tras incrementar su plantilla en más de 100 profesionales "por la mayor carga de trabajo" de los últimos meses.

En un contexto económico marcado por los anuncios de recorte de plantilla de las grandes compañías industriales, las TIC que han conseguido dar soluciones a sus clientes para mantener la actividad han reforzado sus posiciones.

Ibermática es un claro ejemplo que además ha conseguido nuevos contratos ligados a la pandemia, entre ellos, dos con Osakidetza para dar soporte técnico al call center y a la web de información de COVID. Además, también ha estrechado lazos con otra compañía vasca, Iberdrola, canalizando su infraestructura de tecnologías de la información en España, Reino Unido y EEUU.

Esos grandes contratos se han reforzado con una "amplia batería de servicios y soluciones tecnológicas" con los que Ibermática ha ayudado a sus clientes a combatir los efectos de la pandemia.

Establecer los cauces que permiten a los empleados trabajar desde su casa es la actuación más visible, pero Ibermática también ha reforzado la capacidad de call centers y chatbots –los espacios de conversación automatizada de las compañías–. Sin olvidarse de la protección ante ciberataques o los cuadros de control remoto que permiten a muchas compañías monitorizar la producción de sus empresas. Gran parte de esos esfuerzos han ido dirigidos a las actividades sanitarias, según recordó ayer la firma vasca en un comunicado.

examen superado "con nota" Ibermática considera "ha capeado los primeros embates de la crisis" del coronavirus "con nota" debido precisamente a "la mayor carga de trabajo", según destacó ayer en el comunicado. De modo que, "a pesar de la fuerte caída registrada en los mercados a nivel general", ha logrado incrementar sus números incluso en el capítulo más sensible en estos momentos: el empleo.

De modo que el Ebitda –el beneficio puro, sin intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones– del primer trimestre del año creció un 25%, de 6,9 a 8,6 millones de euros.

Con estos datos en la mano, el director general y consejero delegado de Ibermática, Juan Ignacio Sanz, afirmó que "el mercado ha valorado muy positivamente la gestión que ha realizado la compañía ante la amenaza del COVID-19". La firma vasca ha conseguido "asegurar la continuidad de la práctica totalidad" de sus clientes y "la generación de nuevos proyectos con otras organizaciones".

"El mercado ha percibido y valorado en esta crisis la implicación de nuestro equipo humano, que es lo que realmente nos hace diferentes de otras empresas y marca nuestra ventaja competitiva. Además, nos hemos sabido adaptar a las necesidades de nuestros clientes, revisando acuerdos e incorporando la digitalización en sus procesos y haciéndolos más eficientes", subrayó.

Además, Sanz destacó que la empresa implantó el teletrabajo de casi toda la plantilla "en tiempo récord" y ha logrado estos meses "los mejores resultados de la encuesta sobre experiencia de empleado que realiza de manera bienal".

Por último, destacó que "mención especial merece" entre sus servicios "el desarrollo del primer sistema de detección temprana de exposición al virus que permite, a través del teléfono móvil, rastrear los casos positivos de infección, garantizando la privacidad del ciudadano".

ibermática en cifras

3.650

trabajadores. La TIC vasca ha alcanzado en el primer semestre de este año su cota máxima de empleo, tras contratar a más de 100 trabajadores para atender el incremento de la carga de trabajo generada por la pandemia del COVID-19.

126

millones de euros. Las ventas de Ibermática han crecido un 6% y se han situado en los 130 millones. Las actuaciones relacionadas con el teletrabajo, la ciberseguridad o la información del coronavirus por parte de Osakidetza han sumado ingresos a la compañía.

4,8

millones de euros. Los beneficios antes de impuestos han crecido un 66%, hasta rozar los cinco millones en los seis primeros meses del año. El beneficio puro, descontados impuestos, amortizaciones y depreciaciones crece un 25%.