Caída del 12,1% en la eurozona

Se vislumbra así un hundimiento económico sin precedentes en todos los países europeos

01.08.2020 | 00:11

bruselas – El Producto Interior Bruto (PIB) de la eurozona se desplomó un 12,1% y el del conjunto de la Unión Europea (UE) un 11,9% en el segundo trimestre debido a la pandemia de covid-19, en ambos casos su mayor caída desde que comenzaron los registros en 1995, informó ayer viernes la oficina de estadística comunitaria Eurostat.

El coronavirus ha provocado un hundimiento sin precedentes de la economía de todos los grandes países del euro, el más acusado en España, donde el PIB cayó un 18,5% con respecto al trimestre previo, por encima de Francia (13,8%), Italia (12,4%) y Alemania (10,1%).

La contracción económica entre abril y junio ha sido más de tres veces superior a la registrada en el primer trimestre del año, que fue del 3,6% en el área de la moneda única y del 3,2% en los Veintisiete, tal y como venían anticipando instituciones y analistas económicos.

Aunque las medidas para contener la pandemia empezaron a aplicarse a mediados de marzo, fue en abril cuando se decretaron los confinamientos y restricciones más estrictas en Europa, que provocaron un enorme descenso de la actividad económica, y las medidas solo han empezado a relajarse parcialmente a mediados de mayo, lo que se refleja en los datos publicados ayer.

Si se compara con el segundo trimestre de 2019, la caída se amplía al 15% en la eurozona y al 14,4% en la UE, según la primera estimación preliminar publicada por Eurostat.

Entre los diez países para los que hay datos disponibles, España sufrió el mayor desplome con diferencia, al retroceder su PIB un 18,5% como consecuencia de la caída de la demanda nacional (consumo e inversión) y de la demanda externa (exportaciones e importaciones).

El segundo descenso trimestral más acusado en la UE se registró en la vecina Portugal, del 14,1%, seguida de Francia, cuya economía sufrió una caída histórica del 13,8%, la mayor desde 1949.

Italia, por su parte, ha visto contraerse su PIB un 12,4%, cifra récord desde 1995, mientras que en Bélgica el retroceso trimestral fue del 12,2 % y en Austria del 10,7%.