Juan Mari Etxabe
Entrenador de Donostia Arraun Lagunak

Bandera de La Concha | Juan Mari Etxabe: "Nuestra temporada está hecha ganemos o no, y es una gran temporada"

08.09.2021 | 00:44
Bandera de La Concha | Juan Mari Etxabe: "Nuestra temporada está hecha ganemos o no, y es una gran temporada"

Arraun Lagunak puede hacer historia ganando su primera Bandera de La Concha el año en el que se ha adjudicado también su primera liga. Etxabe explica este éxito

donostia – Donostia Arraun Lagunak está cerrando la mejor temporada de su historia en la categoría femenina, y todavía puede ondear una bandera más antes de acabarla. Bogará el próximo domingo por ganar su primera Concha y Juan Mari Etxabe, su técnico, afronta con muchas ganas el reto que les queda.

Solo se ha disputado la primera jornada, pero el mejor registro es el de Arraun Lagunak.

–Así es. Hasta ahora hemos hecho una gran temporada, y también fuimos las mejores en la clasificatoria y el pasado domingo en La Concha. No puedo pedir nada más a mis remeras y en el club todos estamos muy contentos con el trabajo que estamos realizando.

Cómo está el equipo, ¿se han acostumbrado ya a ganar?

–Estamos tranquilos. Todos estamos muy centrados en nuestro trabajo y la regata de Zarautz nos sirvió de mucho para aprender a remar bajo presión. Toda la tripulación sabe que si hacemos bien nuestro trabajo, siempre estaremos en la pelea.

¿Cuál es su valoración sobre la primera jornada de la Bandera de La Concha?

–Fue increíble. La regata femenina en general fue increíble, y los tiempos fueron prueba de ello. Pienso que fue una de las mejores jornadas femeninas que se han visto nunca en La Concha y que todas ofrecimos un gran nivel. Vivimos una gran pelea con Orio, Donostiarra y Hondarribia, aunque estas estuviesen algunos segundos más atrás. Por nuestra parte, volvimos a ver que estamos siguiendo una buena línea de trabajo y que estamos remando a un muy buen nivel. Estoy muy satisfecho.

¿Les dio miedo ver que Orio había batido el récord en la primera tanda?

–Bueno... no te creas. Si una trainera bate un récord es porque es una buena trainera, y nosotras también sabíamos que haciendo bien nuestro trabajo podríamos hacerlo. La sensación fue de respeto, pero creo que es el tercer o el cuarto récord que batimos este verano, pero siempre tenemos un gran respeto por el nivel de nuestras rivales.

¿Habría preferido remar junto a su mayor rival?

–Siempre he dicho que prefiero bogar en el mismo turno con mi mayor rival. Nadie sabe lo que puede pasar con el viento y quizás alguna tenga una ligera ventaja con las condiciones. A pesar de ello, el domingo no di ninguna referencia a mis remeras hasta que se acercó el final de la regata. Nosotras salimos a hacer una actuación a contrarreloj, y no sé si tener las referencias marcadas antes es mejor o peor. Nos centramos en lo nuestro y en nuestra fuerza, y al final conseguimos ser las más rápidas de la jornada.

Ha hablado de Zarautz, ¿cree que el equipo notó la falta de experiencia en momentos de mucha presión?

–Sí. Sin duda. Además de que físicamente no llegamos en nuestro mejor nivel, no gestionamos muy bien la situación. Al principio de temporada llevábamos bien conseguir victorias, pero poco a poco se fue acercando más gente al club, más prensa... y eso trajo más presión. En la tarde del sábado vi a todo el equipo que pasaba por el baño en varias ocasiones antes de la regata, y me di cuenta de que todas estaban pasadas psicológicamente. Finalmente, conseguimos nuestro objetivo, pero sí que note la falta de experiencia. Eran 19 cabezas las que estaban pensando en diferentes cosas, y puede que la situación nos sobrepasase un poco.

¿Ahora nota presión o más motivación?

–Seguro que cuando se acerque el domingo aparecerán los nervios, pero ahora no les veo con ninguna presión a las remeras. Noto mucha ilusión en el equipo; al fin y al cabo, nuestra temporada ya está acabada ganemos o no el domingo, y creo que es una temporada para enmarcar. Estamos tranquilos por el trabajo que hemos hecho y por cómo ha funcionado el equipo, pero no nos ponemos ninguna presión añadida. Como te digo, ahora lo que hay es ilusión y fuerza para conseguir la primera Concha.

¿Cuál cree que será la clave para el próximo domingo?

–Pienso que todas estaremos muy parejas. Donostiarra tiene siempre una gran salida, pero, mirando hacia la bandera, pienso que será más cosa de Arraun y Orio. Lo que sí me gustaría es que ambas fuésemos por calles juntas. No me importaría que fuesen la uno y la dos, o la tres y la cuatro. Pero remar junto a Orio creo que pondría las cosas más igualadas para luchar por el triunfo.

La ventaja es ligera, pero de momento les favorece.

–Así es. Llevo muchos años en La Concha como remero y también como entrenador, y por muy pequeña que sea la diferencia siempre es mejor tenerla de lado, evidentemente. Ya viví una igualdad muy grande con Hibaika cuando estaba en San Juan, pero sé que por pequeña que sea la diferencia en el mar se puede hacer muy grande. Para el factor psicológico también es un extra de confianza salir por delante, pero nosotras tenemos pensado empezar desde cero.

El doblete lo conoce de cerca, ¿está con ganas de conseguir otro?

–Estoy con muchas ganas y lleno de ilusión. Arraun es un equipo nuevo para mí, y he visto mucha ilusión desde el día que llegué. Muchas remeras no tenían banderas en su palmarés y me gusta mucho ver que les estoy ayudando a poner su nombre en la historia del remo. Además, mi hija Lorea está entre ellas y eso también haría más especial el doblete.

San Juan era una embarcación más experimentada con respecto a Arraun.

–Tenemos de todo, y la llegada de Eli Pescador ha aportado mucha experiencia al bote. El resto son muy jóvenes, y se han visto muy apoyadas por ella. La ilusión es muy grande, como digo, y yo pienso que están remando como muchas otras veteranas. El GPS no engaña, y este verano todas han mostrado un grandísimo nivel.

Para llegar a un club con pocas banderas, ya han sumado la Liga Euskotren, el Campeonato de Euskadi y varios récords... Solo falta la guinda.

–Efectivamente. Creo que la temporada que estamos cerrando la habría firmado, y, aunque sea difícil, queremos ganar La Concha. Hemos trabajado mucho durante todo el verano y sería un gran premio. Somos las que más regatas han ganado, en contrarreloj, con la mar movida, con la mar calmada... Pienso que para Donostia además sería muy grande que la bandera se quedase en la ciudad después de más de 70 años. Para muchos veteranos del club como Joxan o Eulogio sería algo muy especial ver cómo la categoría femenina del club también ha llegado a lo más alto.

La peor cara del verano ha sido quizás no poder celebrar las victorias con una gran fiesta.

–Sin duda alguna, esa ha sido la parte más triste. Todos estamos con ganas de que termine el tema del covid, y en La Concha eso se ha notado mucho. Yo que he vivido la bandera con la rampa llena; ahora todo se ve mucho más simple y triste. La ausencia del público es muy grande, pero esperamos que el domingo la gente que se pueda acercar nos apoye en cualquier caso.

No guarden las banderas que esta temporada será digna de celebrar sea cuando sea.

–Está claro que esta temporada habrá que celebrarla por todo lo alto sea cuando sea. Toda la afición y también los sponsors estarán muy contentos cuando todo finalice, ya que será algo histórico. Lo celebraremos el año que viene si podemos, y sino dentro de cinco años.

"Esta temporada la celebraremos el año que viene o dentro de cinco; hay que celebrarlo cuando sea"

"La campaña es histórica para el club; y para Donostia sería muy grande que se quedara la bandera tras 70 años"

"Para este domingo me gustaría bogar al lado de Orio; pondría las cosas más igualadas para luchar por el triunfo"

"Noto mucha ilusión en la trainera a pesar de la juventud; están remando como muchas veteranas"


noticias de noticiasdegipuzkoa