Sainz hace historia y la polémica sigue

el madrileño logra la primera victoria con un vehículo de impulsión exclusivamente eléctrica y Nasser Al-Attiyah, cerca de ser descalificado

05.01.2022 | 01:04
Carlos Sainz logró una victoria histórica en el Dakar con Audi, el primer coche híbrido que logra un triunfo. Foto: Efe

Donostia – El Dakar está ante una nueva era y la victoria de ayer de Carlos Sainz a bordo de su Audi RS Q e-tron fue la confirmación definitiva de que el futuro ya está aquí. El madrileño logró el primer triunfo de un coche de impulsión exclusivamente eléctrica, el resultado necesario para demostrar que los vehículos híbridos también tienen cabida en esta prueba. El piloto de la marca alemana, que firmó su triunfo de etapa número 40, aguantó con entereza las embestidas del Toyota oficial de Henk Lategan y venció con solo 38 segundos de ventaja. Aunque no fue el único triunfador del día. Nasser Al-Attiyah consolidó su puesto en lo más alto de la general tras cumplir con su papel y aprovechar el mal día de su hasta ayer más inmediato perseguidor, Sébastien Loeb. El galo rompió la transmisión longitudinal a los diez minutos de carrera y tuvo que conducir con solo dos ruedas motrices, lo que le provocó una pérdida cercana a la media hora, poco tiempo teniendo en cuenta las condiciones en las que tuvo que conducir.

"Abrir tampoco era tan fácil. La pena fue el tiempo que perdimos el primer día, pero para nosotros ahora ya es un rally de aprender y sacar conclusiones. Es la primera carrera con el coche y hay que seguir haciendo pruebas e ir aprendiendo", apuntó Carlos Sainz al poco de terminar la prueba. El piloto madrileño no tira la toalla pese a haberse quedado prácticamente sin opciones el primer día y continúa apretando para mejorar el coche y al mismo tiempo seguir haciendo historia en el Dakar.

Pese a la victoria de Sainz, Al-Attiyah sigue como líder sólido del Dakar y aventaja en más de media hora a Loeb. Aunque el liderato del catarí está envuelto en una nube de polémica. Después de la trampa del primer día en la que fue uno de los pocos que salió bien parado, Audi acusó al de Toyota de tener información extra que le había permitido no perderse y ayer, otra vez más, las sospechas apuntaron a Al-Attiyah. El piloto de Catar corrió sin conectar la caja negra, lo que impidió que la organización no pudiera comprobar si los parámetros del coche eran reglamentarios. Esta infracción supuso una multa de 5.000 euros y un aviso de descalificación.

máxima igualdad Por otra parte, en la categoría de motos la igualdad es máxima. Los pilotos se alternan en cabeza y ayer el más rápido fue Joaquim Rodrigues. El portugués llegó como sustituto de última hora a Hero y aprovechó la oportunidad para hacerse con una victoria de etapa. Mientras, en la general, Sam Sunderland sigue en lo más alto pero solo aventaja en cuatro segundos a Adrien Van Beveren.

3ª etapa del dakar

Coches

1. Carlos Sainz (Audi)2h26:51

2. Henk Lategan (Toyota)a 38''

3. Stéphane Peterhansel (Audi)a 1:41

General de Coches

1. Nasser Al-Attiyah (Toyota)9h31:22

2. Sébastien Loeb (Prodrive)a 37:40

3. Lucio Álvarez (Toyota)a 42:06

Motos

1. Joaquim Rodrigues (Hero) 2h34:41

2. Toby Price (KTM)a 1:03

3. Mason Klein (KTM) a 1:14

General de Motos

1. Sam Sunderland (GasGas)11h13:40

2. Ardien Van Beveren (Yamaha)a 4''

3. Matthias Walker (KTM)a 1:30

reacciones

"No fue accidente, sino un atentado"

Explosión de un coche. El sábado, antes del prólogo, un coche del equipo Sodicars Racing sufrió una explosión dejando herido de gravedad al piloto Philippe Boutron. Las autoridades saudíes siguen investigando los hechos. No obstante, ayer el copiloto de Boutron, Mayeul Barbet, realizó unas declaraciones en las que afirma que la explosión se debió a un atentado que se trata de silenciar. "¡No fue un accidente sino un atentado con bomba a pesar de la insistencia de las autoridades saudíes, que mantienen la tesis del accidente y la explosión del motor!", manifestó, y prosiguió: "La bomba colocada debajo de los pedales explotó tras haber recorrido 500 metros desde el hotel. Éramos seis ocupantes, nos quedamos conmocionados y sin movernos. El coche empezó a incendiarse y Philippe me pidió ayuda. Vi la magnitud del daño y le hice torniquetes porque perdía mucha sangre". La justicia francesa investiga como un atentado terrorista la explosión.

noticias de noticiasdegipuzkoa