Lucas Eguibar: "El oro olímpico sería lo máximo; siempre fue un sueño"

Snowboard Una vez logrado el título mundial, Lucas Eguibar se pone como meta ganar en los Juegos Olímpicos de Pekín del próximo año

26.02.2021 | 00:40
Lucas Eguibar muestra la medalla de oro que consiguió recientemente en el Campeonato del Mundo de Idre Fjäll (Suecia). Foto: Efe

Madrid Lucas Eguibar, flamante campeón mundial de boardercross de snowboard –logró la medalla de oro hace justo dos semanas en Idre Fjäll (Suecia)– reconoció ayer que "el oro olímpico", al que apuntará el año próximo en Pekín 2022, sería "lo máximo" y que los "Juegos Olímpicos siempre han sido un sueño" para él.

El donostiarra, ganador también de la Copa del Mundo 2014-15 –competición en la que cuenta con cuatro triunfos y la pasada semana acabó segundo la prueba disputada en Reiteralm (Austria)–, se refirió al sueño olímpico en la rueda de prensa que tuvo lugar ayer en el Consejo Superior de Deportes (CSD), donde fue recibido por Irene Lozano, secretaria de Estado para el Deporte.

El campeón guipuzcoano explicó que aún no visualiza cómo serán los Juegos del año próximo porque "aún no" sabe "cómo" será "el circuito" olímpico. "Si lo supiera, sabría cómo prepararlo todo mejor; pero aún no lo sé. Aunque está claro que haré el mismo trabajo de siempre y que seguiré trabajando a tope. Como siempre", puntualizó.

"Pero está claro que los Juegos Olímpicos son lo máximo, son el sueño que he tenido siempre", añadió en relación a su meta del año próximo.

Luki, que en los Mundiales de Sierra Nevada 2017 (Granada) había sido doble subcampeón del mundo –individual y por equipos, con Regino Hernández– y que en los de Solitude (Utah, EEUU), hace dos años, había sido cuarto, rememoró la prueba en la que se proclamó campeón del mundo recientemente: "El día que gané el oro casi ni me enteré; estaba tan centrado en la carrera que casi ni celebré el pase a la final", explicó.

"Estaba centrado en el trabajo que tenía que hacer y por suerte ese trabajo salió. Estamos acostumbrados a circuitos de un minuto y este era de minuto y veinte (segundos), muy exigente. Tenía estudiado el circuito y sabía que en la parte más baja sería importante el rebufo", indicó Eguibar, que ya conquistó un diploma olímpico –fue séptimo, al ganar la final pequeña en los Juegos Olímpicos de Sochi 2014 (Rusia).

"Luego, en la meta, casi no quería decir nada porque no sabía si había ganado o no; me abracé con (el austriaco) Alessandro (Hämmerle), fue increíble", declaró el deportista guipuzcoano al recordar la victoria más importante de su carrera deportiva.

"Estuve unos años sin que llegaran los resultados que quería y al final esto llegó. Es tremendo", comentó el rider donostiarra, que la pasada semana confirmó su sensacional momento de forma al acabar segundo la prueba de la Copa del Mundo disputada en Reiteralm (Austria), en el acto en el que también estuvieron presentes, entre otros, Juantxo Narro, presidente de la Federación Vasca de Deportes de Invierno, y José María Peus, máximo mandatario de la federación española.

Eguibar, contento por el recibimiento que tuvo por parte de todos sus familiares y amigos en Donostia, explicó cómo vivió su triunfo su hermano Nico, que hace años sufrió un grave accidente de moto y que ahora es uno de sus mayores seguidores. "Nico retransmitió la carrera y la colgó en las redes sociales. Él estaba muy contento, como todos en casa; y eso me hace muy feliz", indicó con orgullo el campeón del mundo de boardercross.