liga de campeones

El Villarreal mantiene el sueño

cuartos el equipo de Unai Emery desperdicia numerosas ocasiones para aumentar su renta

07.04.2022 | 00:25
Danjuma celebra el gol de la victoria. Foto: Efe

Villarreal1

Bayern de Múnich0

VILLARREAL Rulli, Foyth (Aurier, m.81), Albiol, Pau Torres, Estupiñán, Coquelin (Pedraza, m.59), Capoue, Parejo, Lo Celso, Danjuma (Chukwueze, m.81) y Gerard Moreno.

BAYERN DE MÚNICH Neuer, Pavard (Süle, m.72), Upamecano, Lucas Hernández, Davies, Kimmich, Musiala, Coman, Müller (Goreztka, m.62), Marc Roca (m.93), Gnabry (Sané, m.62) y Lewandowski.

Gol 1-0, m.8: Danjuma

Árbitro Anthony Taylor (ENG). Amonestó por el Villarreal a Estupiñán (m.75)

Estadio La Cerámica, ante 22.500 espectadores.

Vila-real – Un gol de Danjuma a los ocho minutos de juego puso al Villarreal por delante en la eliminatoria ante el Bayern tras un partido en el que dispuso de más ocasiones que el equipo alemán y que acabó con una victoria más corta de la que mereció pero que mantiene el sueño de pasar a la semifinal que se deberá ganar en la vuelta en Alemania.

La primera mitad estuvo completamente controlada por el Villarreal, que atenazó a los hombres clave del rival, sin dar opciones ni a Lewandowski ni a Müller, y en la que no vivió situaciones de peligro, mientras que las pocas aproximaciones a puerta corrieron por cuenta de los hombres de Unai Emery.

En la segunda parte, el Bayern salió decidido a mejorar y jugó más cerca de la meta de Rulli. Lo hizo, pero sin profundidad ante un Villarreal que encontró huecos a la contra, pero sin estar acertado en las claras ocasiones de gol que dispuso para hacer un segundo tanto.

El partido dio comienzo con el gol de Danjuma, que resolvió desde cerca una completa acción ofensiva de su equipo cuando las fuerzas todavía no se habían desnivelado.

El tanto dio solidez a los locales que se mostraron capaces a lo largo de todo el primer periodo de controlar a un rival que, aunque tuvo más balón que el equipo de Unai Emery, apenas llegó a las proximidades de la meta de Gero Rulli.

El Villarreal se imponía en las pelotas divididas, no dejaba maniobrar al conjunto bávaro y, cuando tenía la oportunidad de encontrar espacios a la contra, salía con determinación, aunque sin llegar a disfrutar de ocasiones claras ante Neuer.

En el minuto 40, una buena jugada del conjunto español acabó con un centro-chut de Coquelin que se coló en la meta del Bayern, pero el jugador francés estaba adelantado por muy poco y el tanto no subió al marcador.

Espoleado por esa acción, el conjunto alemán disfrutó de sus mejores llegadas al área del Villarreal en los minutos finales del primer tiempo, aunque en ninguna de ellas Rulli pasó por situaciones de peligro.

Hasta el descanso se había jugado como querían los locales, sin que aparecieran futbolistas de la talla de Lewandowski o Müller, minimizados por la intensidad de sus rivales.

El Bayern salió en la segunda parte consciente de que no podía repetir las carencias de la primera y, de entrada, puso cerco a la meta del Villarreal con llegadas por ambas bandas, pero no consiguió igualar un partido que controló el equipo de Emery.

noticias de noticiasdegipuzkoa