Marcelino asegura que harán el pasillo a los jugadores de la Real Sociedad

El entrenador del Athletic Club afirma que "están siendo unos días muy duros" y considera que la final estuvo "mal dirigida por el árbitro"

06.04.2021 | 19:32
Marcelino, durante un entrenamiento en Lezama.

DONOSTIA - El entrenador del Athletic Club Marcelino García Toral subrayó que su equipo "es un club señor" y, "como corresponde", realizará el miércoles el pasillo de honor a la Real Sociedad, por el título de Copa que conquistó el conjunto donostiarra el pasado sábado tras derrotar en la final al equipo rojiblanco.

"Hemos dado una lección de cómo un equipo debe sufrir la derrota, con muchísimo dolor, y hemos tenido un respeto absoluto. Siempre hay que actuar con los demás como quieres que los demás actúen contigo", subrayó el entrenador del Athletic, en la rueda de prensa previa al encuentro liguero en Anoeta.

No quiso entrar a valorar el asturiano las celebraciones del equipo 'txuri urdin' porque "cada uno celebra sus éxitos como quiere" y considera que no debe entrar a valorar "si son respetuosos o no".

"Lo que nos interesa es cómo afrontamos la derrota y a partir de aquí nada mas", añadió Marcelino después de admitir que "están siendo unos días muy duros" en el vestuario rojiblanco que no van "a olvidar en muchísimo tiempo", como tampoco cree que deben olvidar "lo sucedido" en la final de La Cartuja.

"Me quedo con la sensación de que fue un partido malísimo. Mal jugado por la Real, mal jugado por el Athletic y mal dirigido por el árbitro, impropio de una final de Copa. Ganó el equipo que se aprovechó de un error del rival, pero también es cierto que nuestra propuesta ofensiva fue pobre. Para ganar una final hay que jugar mejor de lo que lo hicimos nosotros", analizó.

Marcelino cree que los 13 de meses de espera para disputar este partido generaron una "carga mental y moral" a los dos equipos que explica, en su opinión, que "por primera vez en la historia, y no va ocurrir más, un equipo gane una final sin tirar a puerta".

"Eso demuestra el nivel futbolístico de ambos equipos. Cayó de su lado justamente, pero el desarrollo del partido me ha llevado a pensar que la carga que tenían en sus hombros estos futbolistas era mayor de la que percibí en los días previos", señaló.

"El grandísimo nivel de responsabilidad, querer complacer a la afición nos llevó durante el partido a perder la idea que creíamos que nos iba a llevar a la victoria. Nos generó imprecisión, dudas y agobio por perder. Y cuando eso sucede te lleva a un bloqueo", añadió el técnico.

Marcelino asumió su "frustración en el momento" por la forma en la que perdieron el partido, pero incidió en "aceptarlo, sin paños calientes" para "poner soluciones" y confía en que esta "durísima derrota" se convierta en "un punto de partida para reiniciar el camino" hacia sus "convicciones" futbolísticas.

"Tenemos que recuperar el entusiasmo, el orgullo, la ambición... No cabe nada más. No recuperarnos por haber perdido significaría una excusa y no me gustan las excusas. Este es un grupo unido y fuerte y sabemos qué nos lleva a ser un buen equipo. No son palabras, son hechos demostrados", explicó.

"Tenemos que volver a la alegría, a la valentía, a querer ser protagonistas porque este equipo puede hacerlo. Encontraremos seguro el camino para competir lo mas rápidamente posible. El próximo partido es el miércoles y tenemos que demostrar que lo de sábado fue un accidente", incidió Marcelino.