El fútbol guipuzcoano elige este lunes un nuevo presidente

Elecciones Manu Díaz, de la plataforma 'Garai Berriak', y lA candidatura de 'Gipuzkoa: Denon Joko-Zelaia' aspiran a ocupar el cargo

13.12.2020 | 00:54
Presentacion de la candidatura de Garai Berriak para dirigir la Federación Gipuzkoana de Fútbol.

donostia – La Federación Guipuzcoana de Fútbol tendrá mañana un nuevo presidente. Después de 33 años al frente de la entidad, Juan Luis Larrea decidió no optar a su enésima reelección, y los 110 asambleístas de la Federación tendrán que elegir entre los integrantes de dos plataformas, Garai Berriak y Gipuzkoa: Denon Joko Zelaia, para formar una nueva directiva y tomar las riendas del fútbol guipuzcoano. Manu Díaz será el candidato a presidente de Garai Berriak. Bergararra, nacido en 1965, ha sido jugador, técnico y director deportivo en el club de su localidad natal. La candidatura de Gipuzkoa: Denon Joko-Zelaia está formalmente encabezada por Adrián Merino. Este último, sin embargo, renunció a seguir en la carrera electoral "por razones personales y profesionales", y su plataforma eligió a José Luis Colina para que liderase el proyecto. Aún así, teóricamente, Merino sigue siendo el aspirante oficial. Desde Gipuzkoa: Denon Joko-Zelaia defienden que aún tienen esperanzas en que su primer candidato pueda resolver los impedimentos que le han alejado de la presidencia y, además, la normativa electoral no permite realizar cambios en las listas. Por eso, si Merino resulta elegido, es casi seguro que quien acabe ocupando la presidencia de la Federación sea el donostiarra Colina, que ha sido vocal en la junta saliente, además de antiguo árbitro, miembro del Comité de Árbitros y profesor de la Escuela de Entrenadores.

La campaña electoral ha estado marcada por las duras acusaciones entre las dos plataformas y por la intermediación de la Real. Garai Berriak ha tachado de "continuista" a su rival, mientras que desde el entorno de Gipuzkoa: Denon Zelai-Jokoa se acusa a la otra opción de tener intereses políticos. Así, tras posicionarse en principio junto a Garai Berriak, el club txuri-urdin, tal y como desveló este periódico, intermedió después para propiciar una candidatura conjunta, reuniéndoles incluso en Anoeta, pero acabó renunciando a mediar entre las dos partes ante la falta de voluntad para llegar a acuerdos. La Real tampoco se ha librado de críticas, ya que su presidente, Jokin Aperribay, se pronunció a favor de la candidatura encabezada por Díaz, y Merino denunció que el club txuri-urdin "se vale de su situación de poder para interferir en unas elecciones que deberían celebrarse en libertad".

Las elecciones, previstas para el 23 de noviembre, se retrasaron por las restricciones generadas por el COVID-19. Finalmente, el frontón Atano III de Donostia acogerá mañana la votación de los 110 integrantes de la asamblea de la Federación (19.00 horas). Entre los participantes, los diez representantes del estamento de entrenadores votarán, en teoría, a favor de Denon Joko-Zelaia, y también lo harían así los diez elegidos por los árbitros. Los seis del estamento de jugadores, por el contrario, serán para Díaz. La última palabra está en manos de los 78 clubes de fútbol y seis de fútbol sala (todo apunta a que estos seis votos serán para Denon Joko-Zelaia), que participarán mañana en unas elecciones reñidas y sin favoritos.