La RFEF asume que las ligas amateurs se retrasarán

plan transversal Las competiciones de ámbito estatal empezarán "cuanto antes" y las regionales dependen del acuerdo de las territoriales con los gobiernos autonómicos

10.08.2020 | 23:44
Luis Rubiales, presidente de la RFEF, en una reunión mantenida con los presidentes de las distintas federaciones territoriales. Foto: Archivo

madrid – La Real Federación Española de Fútbol (RFEF), tras la reunión mantenida ayer con los presidentes de las distintas territoriales, expresó su deseo de abogar por la realización de un Plan que esté avalado por los distintos poderes públicos que permita, con las garantías sanitarias pertinentes, iniciar las competiciones oficiales de ámbito estatal.

En la reunión, según se apuntó en un comunicado, la RFEF junto con las Federaciones Territoriales acordaron "por unanimidad trabajar con el objetivo necesario de que cada una de ellas concrete con las autoridades deportivas y sanitarias de su Comunidad Autónoma cuáles son los requisitos esenciales y mínimos para poder empezar cuanto antes las competiciones que compete organizar a las territoriales y que puedan iniciarse en el momento en que las autoridades autonómicas les autoricen a ello".

"La RFEF considera imprescindible disponer de las máximas garantías para comenzar de inmediato las competiciones de la próxima temporada y aboga, junto al resto de federaciones de deportes de equipo, por un Plan Transversal avalado por los poderes públicos que ofrezca esas garantías sanitarias y jurídicas para los jugadores y resto de actores, los responsables de los clubes y los organizadores", se recoge en un comunicado del ente federativo. Asimismo, la RFEF indica que es "completamente falso" que haya propuesto retrasar el inicio de las competiciones deportivas al mes de enero o más adelante.

"La RFEF reitera una vez más que su preocupación principal es la salud de todos los federados y gente del mundo del fútbol: futbolistas, árbitros, entrenadores, auxiliares y miembros de los clubes, así como de sus familias y su entorno próximo. Así lo demostramos al suspender de inmediato las competiciones cuando se inició la pandemia y al suspender diversos partidos ante el más mínimo riesgo del que se tuvo conocimiento, entre ellos encuentros del play off de ascenso a Segunda División B. Una preocupación que fue también compartida desde el inicio por los sindicatos y asociaciones de jugadores, así como por los presidentes de los clubes y sus consejos o juntas directivas", se apunta.

Una preocupación que dice debe ser la que ahora mueva "a todos sin excepción" para seguir "defendiendo que en estos momentos la seguridad sanitaria es esencial y que ello debe ser compatible con la vuelta a las competiciones de manera inminente".

"No se nos escapa la delicada situación que puede acarrear tanto a las federaciones deportivas españolas como a sus respectivas federaciones territoriales y a los clubes y deportistas que pertenecen a ellas. Son muchas las familias cuyos sus ingresos dependen de puestos de trabajo en este sector. Por eso es más importante que nunca volver a la competición con garantías sanitarias y jurídicas y hacerlo lo más pronto posible".

La RFEF también considera "imprescindible que se garantice la seguridad jurídica de los clubes y de sus responsables frente a todo tipo de reclamaciones y entiende que a día de hoy estas garantías jurídicas no encuentran los mecanismos adecuados".

"De la misma forma se va a proceder en las competiciones de ámbito estatal que son competencia de esta Federación. El conjunto de las federaciones deportivas españolas de deportes de equipo –Baloncesto, Balonmano, Hockey, Fútbol, Rugby, Patinaje, Natación, Voleibol y Béisbol, que recientemente se han reunido con el COE– han solicitado una reunión urgente con las autoridades competentes para conocer el marco de garantías sanitarias y jurídicas que deben aplicarse y exigirse a los participantes en las competiciones de ámbito estatal que están bajo su competencia organizativa", se señala.

Asimismo, se afirma que las "competiciones oficiales de todos los deportes deberían iniciarse de manera urgente en las próximas semanas y por ello resulta igual de urgente la existencia del Plan Transversal que dé las garantías sanitarias y jurídicas suficientes a los deportistas federados, a los clubes y a los organizadores, y que dicho plan cuente con la autorización de los poderes públicos competentes en la materia".

"La RFEF ha convocado también a los representantes de los diferentes estamentos participantes en las competiciones profesionalizadas en los órganos donde están representados los clubes, los futbolistas, los árbitros y los entrenadores para analizar la situación y sacar las conclusiones necesarias a los efectos de adoptar los acuerdos pertinentes, como siempre se ha hecho y como es norma en esta Federación", se refleja.

"En el fútbol español existen casi 1.100.000 deportistas con licencia que necesitan empezar a entrenar y competir de manera urgente, pero esto solo se puede hacer si existen unas garantías de salud mínimas que deben quedar claramente fijadas y establecidas. Es intención de la Federación comunicar a los clubes el comienzo de la temporada con al menos 30 días de antelación, una vez haya un protocolo nacional aprobado por los poderes públicos competentes", se concluye. Parece difícil, por tanto, que la Primera Iberdrola, comience en septiembre.

las claves

Competiciones territoriales. Las ligas regionales podrán iniciarse "en el momento en que las autoridades sanitarias de cada comunidad lo autoricen".

Competiciones estatales. La Federación Española pretende reanudar las ligas estatales "cuanto antes" y siguiendo un protocolo sanitario común.

la cifra

30

La fecha de inicio de cada competición de ámbito nacional será comunicada con al menos 30 días de antelación.