Copa

El Athletic liquida al Barcelona

Elimina al equipo catalán con un gol de Williams en el tiempo de descuento

07.02.2020 | 06:25
Williams celebra el gol de la victoria ante el Barça.

Athletic1

Barcelona0

ATHLETIC Unai Simón; Capa, Yeray, Unai Núñez, Iñigo Martínez, Yuri; Dani García, Vesga (Vesga, m.66); Muniain (Aduriz, m.77), Raúl García (Ibai, m.89) y Williams.

BARCELONA Ter Stegen; Semedo, Piqué (Umtiti, m.80), Lenglet, Jordi Alba; Sergio Busquets, De Jong, Rakitic (Athur, m.69), Sergi Roberto; Messi y Ansu Fati (Griezmann, m.57).

Gol 1-0, m.93: Williams.

Árbitro Martínez Munuera (Comité Valenciano). Mostró tarjeta amarilla a los locales Yeray (m.44), Vesga (m.53) y Dani García (m.63), y a los visitantes Semedo (m.6), Messi (m.40), Alba (m.40), el técnico Quique Setién (m.41), De Jong (m.56), Piqué (m.72) y Arthur (m.81).

Estadio San Mamés. 49.154 espectadores.

BILBAO - Iñaki Williams clasificó al Athletic para las semifinales de la Copa con un gol en el añadido del partido ante el Barcelona en San Mamés que parecía destinado a la prórroga tras 90 minutos igualados pero con las mejores ocasiones para el conjunto visitante, al que frenó el meta local Unai Simón.

El joven guardameta rojiblanco fue clave en la resolución del choque al detener dos balones que parecían goles inapelables de Antoine Griezmann, que comenzó el choque en el banquillo, y Leo Messi, al que repelió un disparo cruzado tras gran pase de Arthur.

Pero la jugada que sentenció el encuentro fue el centro final del recién salido Ibai Gómez, desde la derecha con la izquierda, que Williams peinó ante Sergio Busquets cruzándolo al segundo palo.

El Athletic, aún con tres centrales en la alineación, salió decidido a buscar en su campo a un Barcelona en el que, sorprendentemente, Quique Setién dejó de inicio a Antoine Griezmann en el banquillo y con Sergi Roberto para poblar más el medio campo. Le salió lo que buscaba al conjunto de Gaizka Garitano, que agobió al Barça, aunque el mayor peligro lo generaban lo visitantes.

Sin embargo, después de un primer tiempo más o menos igualado, el Athletic carburó mejor en la reanudación. Todo siguió igual de inicio y las ocasiones fueron para Griezmann y Messi ante un espléndido meta rojiblanco. Los minutos iban pasando y el equipo local se sentía más cómodo.

El choque parecía irse a la que sería la tercera prórroga en el torneo del Athletic, pero en una acción sorprendente e inesperada Williams logró peinar ante Busquets un centro desde la derecha de Ibai con la pierna izquierda que se envenenó hasta hacerse imposible para Ter Stegen. Y para llevar a la gloria a una afición de San Mamés ávida de un triunfo así ante un Barcelona que le amargó en muchas ocasiones esta década que se acaba y que se vuelve a ilusionar en la Copa. Su torneo fetiche. - Efe