Gipuzkoa acoge la Vuelta a España "con responsabilidad" y "distancia"

La carrera comenzará en Irun pasará por municipios como Donostia, Azkoitia o Eibar, entre otros

16.10.2020 | 15:01
Este año no habrá aficionados en la subida a Arrate.

DONOSTIA - Gipuzkoa acoge el próximo martes la primera etapa de la Vuelta a España "con responsabilidad" y "manteniendo la distancia", ya que no podrá haber público, especialmente en la meta del alto de Arrate, en Eibar.

El diputado de Cultura y Deporte de Gipuzkoa, Harkaitz Millan, y los alcaldes de Irun y Eibar, José Antonio Santano y Miguel de los Toyos, respectivamente, han presentado este viernes en Donostia esta primera etapa de la ronda española, que unirá ambos municipios en un recorrido de 169,5 kilómetros.

La etapa arrancará en Irun y pasará por Errenteria, Donostia, Usurbil, Orio, Zumaia, Azkoitia, Zumarraga, Oñati, Soraluze y Eibar, entre otras localidades guipuzcoanas, hasta finalizar con una llegada en alto, en el puerto de Arrate, de segunda categoría.

"Gipuzkoa vive el ciclismo con pasión y la Vuelta es uno de los máximos acontecimientos del deporte de la bicicleta, que cuenta con multitud de seguidores entre nuestra afición", ha destacado Millán, quien ha manifestado que se trata de una "magnífica oportunidad" para mostrar la capacidad de organización de las instituciones del territorio y "mostrar todos los valores positivos que se viven en torno al deporte".

Millán ha admitido que a los organizadores e instituciones implicadas les habría gustado que todo ello se hubiera plasmado en el entusiasmo de los aficionados al paso del pelotón", pero este año, debido a la pandemia de la COVID-19, "la prudencia manda" y solo se podrá disfrutar la Vuelta "con responsabilidad y manteniendo la distancia".

El alcalde de Irun, Jose Antonio Santano, ha afirmado que para la ciudad fronteriza constituye "todo un honor y un reto" organizar la salida "en un año tan especial como este".

"Llevamos semanas trabajando con Ficoba, con la organización de la vuelta y con muchos colaboradores para garantizar todas las medidas de seguridad y no restar ni un ápice al espectáculo deportivo que supone una etapa de La Vuelta", ha añadido.

Por su parte, De los Toyos ha recordado que Eibar siempre ha estado vinculada al ciclismo, por lo que "poder acoger el final de la primera etapa de La Vuelta en su 75 aniversario es una oportunidad inmejorable".