Se busca campeón a la carrera

baloncesto doce equipos participan desde hoy en la fase final de la liga endesa en valencia donde se proclamará al campeón el 30 de junio

17.06.2020 | 00:57
Carlos Alocén (Casademont Zaragoza), una de las jóvenes promesas del baloncesto español, entrenando en Valencia. Foto: J.M. Casares

madrid – Doce equipos, catorce días y una única sede, Valencia, en una solución excepcional para encontrar un campeón a la carrera; así se resolverá la Liga Endesa 2019-20, en la que Real Madrid y Barça parten una vez más como grandes favoritos.

La inhabitual competición, que solo encuentra semejanzas en un Europeo de selecciones, está trufada de incógnitas que los equipos deberán ir resolviendo sobre la marcha.

Después de dos meses de inactividad total, los equipos han ido volviendo paulatinamente al ejercicio, pero llegan a Valencia sin ningún test fiable en forma de amistoso. Será un pequeño salto al vacío con poco margen de error.

Las 23 jornadas disputadas apenas sirven de nada. De hecho los equipos han sufrido variaciones importantes en sus plantillas y deberán, además, lidiar con la ausencia de público en las gradas, con partidos cada 48 horas, con el cansancio y el poco tiempo para la recuperación.

El Real Madrid es el que parece llegar en mejores condiciones. Solo pierde al tunecino Salah Mejri, que ha tenido problemas físicos desde que llegó, e incorpora al joven base Juan Núñez. Además, lo hace con el equipo renovado casi en bloque para la próxima temporada.

El Barça tiene la importante baja del base norteamericano Malcolm Delaney, que rescindió el contrato. El francés Thomas Heurtel solo ha jugado cinco partidos este año y el canadiense Kevin Pangos es una incógnita, por lo que el húngaro Adam Hanga seguro que tendrá que seguir echando una mano en la dirección del equipo.

El Baskonia también tiene una baja importante, la del base norteamericano Semaj Christon, que no ha regresado de su país tras el confinamiento. También es seria duda el senegalés Youssoupha Fall. En contrapartida, Dusko Ivanovic recupera al argentino Vildoza y al uruguayo Granger.

El Valencia jugará en su pista, en la Fonteta, pero la ausencia de público disminuye casi a cero este factor. Pierde a Gillem Vives, lesionado en la preparación a la fase final, por lo que Quino Colom y el belga San Van Rossom llevarán las riendas del equipo.

Pero sin duda el equipo que más cambia su cara es el Casademont Zaragoza, el equipo revelación. Pierde al estadounidense DJ Seeley y a su compatriota Jason Thompson. Además Fran Vázquez ha decidido adelantar su retirada y tampoco estará.

El Joventut pierde a los estadounidenses Tony Wroten y Luke Harangody. El Bilbao, al también norteamericano Tyler Haws. Y el Unicaja a Jaime Fernández.

El capítulo de incorporaciones también está presente con el jugador de Sierra Leona Babatunde Olumuyiwa, que reforzará al MoraBank Andorra y con Pablo Aguilar que se une al San Pablo Burgos.

También hay que tener en cuenta que muchos equipos tienen asegurada su presencia en Europa la próxima temporada, Real Madrid, Barcelona, Baskonia y Valencia en Euroliga; Unicaja, Joventut y MoraBank Andorra en Eurocopa y Bilbao y Casademont Zaragoza en LCB de la FIBA, además del Iberostar Tenerife, que seguramente volverá a participar.

Lo que está claro es que son muchos los aspectos a tener en cuenta y que es una situación absolutamente nueva para todos. El que mejor se adapte, el que más suerte tenga con las posibles lesiones y el que mejor pueda abstraerse de todo tendrá ventaja.

Dos grupos de seis equipos. Cinco partidos para decidir a los dos primeros de cada uno, que serán los que jueguen las semifinales, y los vencedores, la final. Todo sin red.

La Liga busca un campeón a la carrera y los aficionados lo disfrutarán. Eso sí, por televisión. Es lo que toca.

Suspensión. FIBA Europa anunció ayer la cancelación definitiva de tres de las competiciones continentales que organiza, la Euroliga y la Eurocup femeninas y la Europe Cup masculina, al tiempo que aplazó para más adelante una decisión sobre las próximas ventanas de clasificación europeas previstas para noviembre. De esta forma, la temporada 2019-20 de las tres competiciones mencionadas no se reanudará y no habrá campeones. Además, la temporada de 2020-21 comenzará según lo programado en septiembre y octubre "con o sin espectadores, siempre de acuerdo con las legislaciones locales y nacionales"." En caso de que una competición no pueda comenzar en su momento, se pospondrá automáticamente hasta enero de 2021 con un formato de competición reducido. Si una competición necesita ser interrumpida debido a un nuevo brote de COVID-19, se respetarán los partidos ya jugados y se propondrá un nuevo formato de competición reducido.

canceladas los torneos europeos

fiba