La primera cima invernal al K2

Un equipo formado por 10 alpinistas nepalíes ha logrado el último gran reto del montañismo

16.01.2021 | 18:24
El imponente perfil del K2.

La histórica primera ascensión invernal al K2 (8.611 metros), la segunda montaña más alta del mundo, lograda este sábado por montañeros nepalíes se ha visto ensombrecida por la muerte del catalán Sergi Mingote, tras sufrir un accidente cuando descendía al campo base.

Un equipo formado por 10 alpinistas nepalíes logró este sábado el último gran reto del montañismo: ascender el K2 en invierno, el único de los 14 ochomiles que no había sido coronado durante el periodo invernal.

"Escaladores nepalíes han hecho cima finalmente en el K2. La 'montaña salvaje' ha sido escalada en la temporada más peligrosa: invierno", informó Seven Summits, organizadora de la expedición.

"Es la primera cumbre en invierno en el K2", explicó a Efe el portavoz del Club Alpino de Pakistán Karrar Haidri, para confirmar la hazaña.

Los diez escaladores que han logrado el hito son Nirmal Purja, Mingma David Sherpa, Mingma Tenzing Sherpa, Geljen Sherpa, Pem Chiri Sherpa, Dawa Tempba Sherpa, Mingma G, Dawa Tenjin Sherpa, Kili Pemba Sherpa y Sona Sherpa.

Los alpinistas comenzaron el ascenso final durante la noche del viernes y tras largas horas de escalada lograron hacer cima este sábado en torno a las 17.00 local.

Seven Summits indicó que todos los alpinistas harían cima a la vez, por lo que los que iban por delante esperaron a los demás.

Tras alcanzar la cima, los escaladores comenzaron un descenso que se presenta complicado dada la falta de luz tras la llegada de la noche y las bajas temperaturas, que llegan hasta los -50 grados.

El K2 es una pirámide casi perfecta, la segunda montaña más alta del mundo y era el único de los 14 picos de más de ocho mil metros de altura, los más altos del mundo, que no había sido escalado en invierno.

Hasta ahora solo 367 alpinistas habían coronado la segunda cima más alta del mundo, y 86 han fallecido intentándolo. La primer ascensión se logró en julio de 1954 por el italiano Achille Compagnoni. Pero la hazaña de hoy quedó ensombrecida por la muerte de Mingote, quien colideraba la expedición.