El ciclo Nosferatu repasará los 70 años del Zinemaldia a través de 40 películas

Tabakalera acogerá dos retrospectivas dedicadas a Christian Petzold y Claire Simon y proyectará clásicos restaurados

17.12.2021 | 14:07
Los representantes de las instituciones que forman parte de la programación de cine de Tabakalera.
Las 70 ediciones que celebrará el próximo año el Zinemaldia serán el leitmotiv del ciclo Nosferatu para 2022, que proyectará en Tabakalera 40 películas que han pasado por su programa desde 1953. Además, la llamada Pantalla compartida del centro de cultura contemporánea de Donostia dedicará dos ciclos a los cineastas Christian Petzold y Claire Simon y ofrecerá clásicos del séptimo arte restaurados por el Instituto Lumière de Lyon, entre su amplia programación para la siguiente temporada.
 
Tal y como han dado esta mañana a conocer los diferentes representantes institucionales que proyectarán en Tabakalera –Josemi Beltrán de Donostia Kultura; Maialen Beloki del Zinemaldia; Joxean Fernández de Filmoteca Vasca; y Edurne Ormazabal y Lur Olaizola del propio centro–, el programa cinematográfico para el curso 2022 será "una fiesta" con producciones de todo tipo y décadas.
 
El ciclo Nosferatu, que organiza Donostia Kultura, se centrará en las siete décadas de vida del festival donostiarra, proyectando un total de 40 filmes que optaron a la Concha de Oro o que formaron parte de la sección de nuevos realizadores de aquel momento. "Será una manera de abordar el propio pasado del festival a través de sus películas", ha indicado Beltrán. El ciclo comenzará el 5 de enero con la proyección de París, bajos fondos, de Jacques Becker, que participó en la primera edición del certamen donostiarra, y contará con títulos de cineastas como Douglas Sirk, Jean Cocteau, Howard Hawks, Volker Schlöndorff, Margarthe von Trotta, Ingmar Bergman y Josefina Molina, así como "clásicos menos obvios" que se buscará rescatar.
 
Como es habitual, el ciclo Nosferatu irá acompañado de la edición de dos libros. El primero, Zinemaldia 1953-2022. Singularidades del Festival de San Sebastián-Donostia, está coordinado por Quim Casas y verá la luz en enero, mientras que el segundo, escrito por Katixa Agirre, se editará a finales del próximo año.
 
El festival, por su parte, programará una propuesta cada mes del ciclo Zinemaldia + Plus, en el que tienen cabida obras de cineastas con alguna vinculación con el certamen. De este modo, durante el primer trimestre del año se podrá ver Ocaña, retrato intermitente, la película de Ventura Pons sobre el artista José Pérez Ocaña, uno de los protagonistas de la nueva exposición del festival en Tabakalera; La chica más feliz del mundo, la ópera prima del rumano Radu Jabe, participante en la última edición de Zabaltegi-Tabakalera; y algunos trabajos de los ganadores del programa Nest.
 

Dos retrospectivas y clásicos restaurados


Dos grandes nombres del cine contemporáneo son las elecciones escogidas por la propia Tabakalera para su sala de cine. Durante los tres primeros meses del año el protagonismo recaerá en el alemán Chistian Petzold, del que se podrán ver todos sus largometrajes, incluido Barbara, por el que obtuvo el Oso de Plata al mejor director en la Berlinale de 2012. El ciclo se completará con una conferencia.
 
Desde abril hasta junio, el foco estará puesto en Claire Simon, que visitará el centro el 28 de mayo para ofrecer una masterclass. De ella también se podrán ver todos sus filmes, así como la película Amsterdam Global Village, de Johan van der Keuken, seleccionada para la ocasión por ella misma.
 
La programación de cine de Tabakalera se completa con las ya habituales sesiones de Cine hablado y Cartas blancas, así como otras actividades puntuales.
 
Los ciclos habituales de la Filmoteca Vasca tampoco faltarán – Cine y ciencia y Jazzinema– en 2022, al que se le añade la segunda edición del programa Cineastas vascas, que volverá a mostrar largometrajes de directoras de Euskadi, y una novedad. Filmoteca Vasca ha llegado a un acuerdo con el Instituto Lumière de Lyon para proyectar clásicos del séptimo arte que han restaurado y "reflejar así el valor de las filmotecas con la memoria y la conservación".
 
Las entradas para las sesiones se pondrán a la venta a partir del 22 de diciembre, así como un centenar de bonos con los que se podrá acceder a 40 películas por 120 euros.
noticias de noticiasdegipuzkoa