El Jazzaldia, en doce teclas

20.07.2021 | 12:32
Doce teclas para explicar el Jazzaldia.

Al igual que en la escala de un piano, NOTICIAS DE GIPUZKOA le ofrece doce teclas, doce datos de interés sobre la 56ª edición del Festival de Jazz de Donostia, que se iniciará mañana miércoles en la capital. Su duración, el número de grupos y artistas que actuarán, sus procedencias, el aforo de los escenarios, los espacios gratuitos... ¡Aporree la nota que más le interese!

1: Cinco días más una previa


El Festival de Jazz de Donostia inaugurará su nueva edición mañana miércoles y permanecerá en la capital durante los próximos cinco días, hasta que concluya el domingo con el último concierto en la plaza de la Trinidad. Este año, no obstante, el festival ha contado con un concierto previo a cargo de dos de los cabezas de cartel de este año, la cantante Cécile McLorin Salvant y el pianista Sullivan Fortner, ofrecieron un aperitivo en forma de concierto el pasado domingo en Chillida Leku (Hernani).

2: Un festival camino a los 60


El Festival de Jazz de Donostia, el más antiguo del Estado y uno de los decanos entre los festivales europeos, se enfrenta a su 56ª edición que echará a andar mañana. Por lo tanto, eso significa que en apenas cinco años, en 2025, el Jazzaldia celebrará su 60ª edición. Se organizó por primera vez en septiembre de 1966, durante el segundo domingo de regatas, una fecha que se trasladó a julio a partir del siguiente año. Eso sí, la plaza de la Trinidad fue un escenario desde el inicio.

3: Ocho espacios para el jazz


A falta del clásico escenario de la Zurriola, el Festival de Jazz contará con hasta ocho espacios. Las propuestas más potentes se repartirán entre el Kursaal y la Trini, mientras que el Victoria Eugenia se destinará, principalmente, a la programación de JazzEñe y San Telmo a pianistas en solitario. Los conciertos gratuitos se celebrarán en las terrazas del Kursaal –en los espacios Guuk y Frigo– y en Kutxa Kultur Plaza en Tabakalera. En Chillida Leku aún se celebrará un concierto más: el de Marc Ribot.

4: Un mayor aforo que en 2020


La flexibilización de las medidas contra el covid-19 y la incorporación de algún espacio ha permitido que se produzca un aumento de aforo de hasta más de 1.000 butacas en el total de escenarios. El Jazzaldia contará con un aforo acumulado de 3.970 localidades entre sus ocho escenarios. Así la plaza de la Trinidad contará con 750 butacas; el Kursaal dispondrá de 800; el Victoria Eugenia habilitará 450; San Telmo, 120; Chillida Leku, 600; y en Guuk Gunea y Frigo Gunea habrá 500 y 750 asientos, respectivamente.

5: Un festival con 60 conciertos


El número de conciertos también ha aumentado de un año a otro, si bien aún es imposible hablar de normalidad. De los 48 que se celebraron en 2020, el Jazzaldia ha pasado este año a organizar 60. En la Trini se celebrarán cinco dobles conciertos. En el Kursaal y San Telmo, cinco en cada uno y en el Victoria Eugenia, nueve. Chillida Leku se ha destinado para acoger dos, mientras que entre los dos escenarios de las terrazas del Kursaal sumarán otros 25 conciertos.

6: Un festival con 54 artistas


Brad Mehldau trío, Cécile McLorin Salvant, Noa & Gil Dor con Iñaki Salvador, Chucho Valdés, Sílvia Pérez Cruz, Jorge Pardo, Franco D' Andrea, Paul San Martín, Sara Mansilla, Kenny Barron All Star Quartet, Ghost Number, José James, Éric Séva, Sara Azurza, Buika, Giovanni Guidi... y así hasta 54 solistas o bandas. Esta es la cifra que maneja este año el Jazzaldia. Más de medio centenar de creadores ofrecerán otras tantas propuestas durante los próximos cinco días.

7: La frontera se abre para el jazz


El Jazzaldia ha recuperará este año el aire internacional. Para empezar, actuarán Cécile McLorin Salvant y Kenny Barron, dos artistas que se cayeron del cartel del año pasado, como ha hecho ya dos veces Simple Minds. La apertura de fronteras y la flexibilización de las cuarentenas ha permitido contar en este programa con músicos venidos de Italia (Giovanni Guidi), Francia (Éric Séva), Cuba (Gonzalo Rubalcaba), Estados Unidos (Bill Frisel), Israel (Noa) y Polonia (Marcin Masecki), por ejemplo.

8: Música para los pequeños


Dentro de la experiencia del festival se suele organizar una programación dedicada a que los más pequeños de la casa se acerquen al género y disfruten también de una experiencia de música en directo. Eso es el Txikijazz, un formato mañanero que se celebrará a caballo entre el Guuk Gunea y Kutxa Kultur Plaza de Tabakalera. Desde el jueves y hasta el domingo, siempre a las 12.00 horas, los jóvenes y sus padres podrán disfrutar de grupos como Hollywood Band Kids, Swingtronics, Ghost Number o Oreka TX.

9: Los premios honoríficos


La organización ha decidido otorgar este año el premio Donostiako Jazzaldia a un emblemático artista cubano, Chucho Valdés, y a la big band amateur catalana La Locomotora Negra, formación que se encuentra de en plena gira de despedida después de 50 años de carrera. De hecho, en su primer paso por el festival en 1977 se hicieron con uno de los premios principales de la edición. En cuanto a Valdés, este reconocimiento le viene de familia. No en vano, su padre, Bebo Valdés, lo recogió en 2003

10: Los que más repiten


El Jazzaldia es también un territorio de retornos. A la cabeza de los repetidores se encuentra, por supuesto, el pianista donostiarra Iñaki Salvador que desde 1982 ha participado en 21 ediciones del festival; la que empieza mañana será la número 22. Para el flautista Jorge Pardo esta será su octava vez desde 1977; lo mismo que para el pianista Kenny Barron, aunque él se estrenó en Donostia en 1987. En el caso de la cantante Sílvia Pérez Cruz y del pianista Marco Mezquida, esta será su quinta edición en esta década.

11: Los que más veces tocarán


Es muy habitual que los artistas que visitan el Jazzaldia cumplan con más de un compromiso. El caso más destacado este año es el del pianista Marco Mezquida, que actuará, además de en la Trinidad, hasta en otras dos ocasiones; una triple cita, por otro lado, que ya tuvo el año pasado. Entre los solistas o bandas que ofrecerán más de un concierto se encuentran Cécile McLorine, Ariel Brínguez, Marcin Masecki, Iñaki Salvador, Éric Séva, Ghost Number, Swingtronics, Jean Toussaint y Benkandi.

12: Un millón de euros para todo


En 2019, en un periodo prepandémico, el Festival de Jazz de Donostia dispuso de un presupuesto de 2,1 millones de euros. Dos años después, en un contexto condicionado por el covid-19 y donde las prioridades están en otro lugar, el Jazzaldia ha contado con un millón de euros para organizar la edición. Además de la aportación pública, el Jazzaldia también cuenta con colaboradores privados. Es el caso de la cerveza Keler, que este año ha venido a reemplazar a Heineken.

noticias de noticiasdegipuzkoa