La UE quiere que las tecnológicas combatan la desinformación

El marco corregulatorio pondrá el foco en evitar la manipulación en los procesos electorales

04.12.2020 | 01:12

BRUSELAS – La Comisión Europea dio ayer un paso más en su estrategia para fortalecer las democracias y combatir la manipulación en Internet con una iniciativa para establecer un marco regulatorio para que las plataformas digitales como Google o Youtube combatan la desinformación en la red.

Después de que Bruselas haya implicado a gigantes como Google, Facebook, Youtube, Twitter, Mozilla, Whatsapp y Tiktok en su código de buenas prácticas en Internet, quiere ir más allá y transformar este código en un marco corregulatorio que incluya las obligaciones y responsabilidades de estos proveedores para atajar la desinformación.

Estas medidas se recogen en el Plan de Acción de Democracia, con el que la Comisión busca frenar las injerencias políticas y la desinformación en la red. A los instrumentos existentes para contrarrestar las injerencias extranjeras, se incluirán nuevas medidas que permitan imponer multas a los responsables de interferencias.

promover elecciones libres Otra de las patas de este plan será promover las elecciones libres y transparentes en la UE. Para ello, Bruselas pone la lupa en el contenido político patrocinado en redes sociales y propondrá legislación para aumentar su transparencia.

El Ejecutivo comunitario también quiere revisar las normas de financiación de las formaciones políticas y mejorar la integridad electoral, para lo que fomentará la cooperación entre estados con un nuevo mecanismo a través del que los Veintisiete compartan detalles sobre procesos electorales y posibles amenazas de ciberseguridad.

Para mejorar el clima mediático y la libertad de los periodistas, el plan plantea recomendaciones a los estados para mejorar la seguridad de los profesionales de la información. La Comisión se compromete a financiar proyectos que den asistencia legal y práctica a periodistas. Igualmente, aprobará medidas que apoyen la pluralidad y vigilará la concentración empresarial para impulsar la transparencia sobre la propiedad de los medios y la publicidad institucional.