Accidente de tren mortal en Ziburu: las claves de la investigación

El fiscal de Baiona ha comparecido para explicar cómo se encuentran las pesquisas apenas 11 horas después del accidente

12.10.2021 | 19:00
El cercanías TER, inmovilizado tras el accidente de Ziburu.

El fiscal del tribunal de Baiona, Jerôme Bourrier, ha comparecido este martes a las 16:00 horas para explicar los detalles de la investigación después de que un tren arrollara a cuatro personas poco antes de llegar a la estación de Donibane Lohizune-Ziburu y tres de ellas fallecieran en el acto.

Un "accidente ferroviario" que Bourrier, en el cargo desde febrero de 2020, ha calificado como "un drama humano sorprendente y terrible". La hipótesis principal es que las víctimas, al menos cuatro migrantes argelinos de los que sobre tres pesaba un procedimiento de expulsión de suelo español, caminaban hacia el norte siguiendo la vía férrea, donde en un momento de la noche decidieron parar para descansar.

¿Cómo ha sucedido?

El accidente ha ocurrido en torno a las 5:00 horas, apenas un cuarto de hora después de que el primer tren matinal haya salido de Hendaia rumbo a Burdeos, un trayecto que completa en apenas 2 horas y 47 minutos.

Habida cuenta de la presión de la policía gala contra las rutas migratorias en las vías de tránsito principales, los migrantes buscan nuevas rutas, lo mismo al borde de los ferrocarriles o los arcenes de las autopistas. El procurador ha reconocido sin entrar en más consideraciones que es "bastante habitual" que los migrantes utilicen las vías de ferrocarril para proseguir su camino hacia el norte de Europa. "En este caso lo más sorprendente es que estuvieran tumbados", ha lamentado Bourrier.

En su comparecencia a primera hora de la tarde ha asegurado que es "plausible" que estuvieran descansando en las vías o en una zona próxima a ellas. "Parecían estar durmiendo", ha añadido el fiscal, que en todo momento se ha referido al transcurso de las investigaciones.

Bourrier ha planteado esta deducción habida cuenta de que el último tren circula a las 22:30 horas y el que se ha visto involucrado en el suceso era el primero de la mañana, cuando aún no había amanecido.

El tren, a 92 km/h

El tren circulaba a 92 kilómetros por hora en un tramo "poco iluminado" y de "difícil acceso" desde la carretera. El conductor, al apreciar las personas en la vía, ha activado el botón de emergencia, aunque no ha sido suficiente para evitar el fatal desenlace, ya que el tren aún recorrió 310 metros antes de pararse. La investigación se centra ahora en analizar la caja negra del tren, aunque a falta de nuevas concreciones, el procurador ha considerado que era un "impacto inevitable".

Tres víctimas mortales

Su identificación es "compleja", ha reconocido el fiscal. En el lugar se han hallado documentos administrativos correspondientes a cinco personas "cuando ha habido cuatro víctimas en el accidente". Sí ha confirmado que las víctimas son argelinas y que tres de ellas "habrían sido objeto de un procedimiento de expulsión por su situación irregular en suelo español".

"Puede que cruzaran la frontera horas antes y emplearan las vías para proseguir su camino, pero prefiero no ser categórico", ha dicho Bourrier.

Uno de los documentos es de una persona expulsada de suelo galo el mismo lunes, tras salir de la prisión de Mont-de-Marsan, tras ser condenado en Baiona por robar en un domicilio. No obstante, Bourrier ha aclarado que todas las opciones están abiertas: desde que este hombre esté entre los fallecidos hasta que el grupo fuera de cinco personas y haya podido abandonar el lugar.

Según ha informado en la rueda de prensa, solo una persona fallecida ha podido ser identificada "con certeza", pese a que a última hora de la mañana se ha hablado de dos identificados de origen argelino de 28 y 36 años.

La persona identificada es un varón de 21 años cuyas huellas han podido ser cotejadas con las autoridades españolas, por quienes estaba fichado. Sobre él pesaba un procedimiento de expulsión.

Los restos mortales de las tres personas fallecidas han sido trasladadas al Instituto Médico-Forense de Burdeos, donde se conocerán nuevos detalles en una investigación que la Policía judicial está desarrollando "con mucha cautela" junto a las policías españolas.

La cuarta víctima, testigo clave

Casi 11 horas después del fatal accidente, el procurador ha explicado que el cuarto hombre arrollado se encuentra grave, aunque fuera de peligro, al tener muy afectados los miembros inferiores y una rotura de pelvis.

Una vez se recupere de la operación a la que iba a ser sometido el martes por la tarde y pueda prestar declaración ante la Policía, el testimonio de este herido, que a primera hora de la mañana se ha señalado que es un argelino de 28 años, puede resultar clave para conocer lo que ha sucedido durante la noche y la madrugada antes del fatal accidente.

noticias de noticiasdegipuzkoa