"Un coche ha segado tu vida"

Muere al ser arrollado por un coche en Gaintxurizketa un ciclista de 43 años, vecino de Hondarribia

09.01.2022 | 00:41
El accidente tuvo lugar en el alto de Gaintxurizketa, a la altura del acceso de Desguaces Vidaurreta. Foto: Ainara Garcia

donostia – "Ha sido una mañana preciosa de ciclismo. Getaria, café en Orio, y vuelta. Hemos vuelto en pareja hablando. Me has aconsejado sobre la reforma que queremos hacer en casa. En la rotonda nos hemos despedido a las 12.30 horas. A las 13.00 un coche ha segado tu vida. #descansaenpaz #jon".

Es el sentido mensaje que escribió ayer en las redes sociales Patxi Vila, director de Rendimiento del equipo Movistar. Lo que comenzó como una mañana preciosa acabó de la peor de las maneras. Vila había salido a rodar con Jon Rodríguez Irazusta, arquitecto de profesión y vecino de Hondarribia, apasionado del ciclismo. Falleció a mediodía en Irun, poco después de despedirse de Vila y del resto de amigos con los que había disfrutado de su deporte, tras ser alcanzado por un turismo en la GI-636 a la altura de Gaintxurizketa, cerca del acceso a Desguaces Vidaurreta.

La Ertzaintza investiga las causas del siniestro en el que perdió la vida este deportista de 43 años, natural de Oiartzun, pero residente en Hondarribia y que era padre de una niña de tres años.

La noticia sobrecogió ayer al entorno txirrindulari. "Hemos pasado en dirección Irun al poco tiempo y había incertidumbre entre los grupos de la zona porque no fuera ningún ciclista. Lo siento mucho. Ánimo a la grupeta", le respondía ayer a Vila un aficionado.

El accidente ocurrió minutos antes de las 13.00 horas, momento en que varios particulares alertaron a SOS Deiak del accidente en el que se habían visto implicados un turismo y una bicicleta.

Según informó el Departamento vasco de Seguridad, el siniestro mortal ocurrió en el kilómetro 9, tramo de carretera que sube al alto en dirección a Donostia. Tras el impacto, Jon Rodríguez resultó gravemente herido y poco después falleció como consecuencia de las heridas sufridas.

Tras el siniestro fue necesario cortar uno de los carriles, lo que provocó retenciones en la zona. Hasta el lugar se desplazó una ambulancia medicalizada. Los sanitarios nada pudieron hacer por salvar la vida de este vecino de Hondarribia que salió por la mañana a disfrutar de su pasión y acabó falleciendo sobre el asfalto, en el lugar del accidente.

Se da la circunstancia de que minutos antes del siniestro, el propio fallecido había circulado por el alto de Gaintxurizketa, pero en la dirección opuesta a la que sucedió el accidente. Según explicaron a NOTICIAS DE GIPUZKOA allegados del fallecido, el ciclista descendió Gaintxurizketa con el grupo de amigos –la grupeta, en el argot ciclista– con el que había compartido la mañana disfrutando de una de sus aficiones favoritas.

Jon y sus ocho compañeros salieron (por el camino se unieron más ciclistas) a las 8.30 desde Hondarribia en dirección a la carretera de la costa. Tras completar un recorrido de 107 kilómetros hasta Getaria y vuelta, se despidieron hacia las 12.30 horas en la rotonda del hospital comarcal del Bidasoa.

Jon, sin embargo, prefirió realizar unos kilómetros más y se dirigió hasta la rotonda de Oxinbiribil, en Irun, desde donde tomó el camino de vuelta hacia Gaintxurizketa. Su intención era subir Jaizkibel por Lezo y bajar a Hondarribia, donde reside desde hace unos seis años. Sin embargo, la fatalidad se cruzó en su camino.

Jon Rodríguez era una habitual de la grupeta de amigos, que todos los martes y jueves queda a las 16.00 horas para salir a disfrutar de la bicicleta. "Un tipo súper educado, con el que daba gusto salir en bici. Muy correcto", explicaron las mismas fuentes.

segunda víctima este año


Se trata del segundo fallecimiento en lo que llevamos de año en la red viaria guipuzcoana. El año pasado los accidentes en las carreteras vascas se cobraron 42 víctimas mortales. Desde que comenzó 2022 hay que lamentar ya dos fallecimientos en Gipuzkoa, con la muerte de un motorista el pasado día 3 en Donostia que se suma al trágico desenlace de ayer.

La Ertzaintza ha abierto una investigación para esclarecer las causas por las que se produjo el accidente en Gaintxurizketa. Los siniestros con ciclistas y vehículos implicados son tragedias casi cotidianas. El 30 de septiembre del año pasado, un furgón atropelló a un grupo de siete ciclistas de Ermua en un túnel de la Variante de Eibar, en la N-634 en sentido a Donostia.

La Ertzaintza también solicitó en marzo del año pasado testigos de otro grave accidente grave ocurrido en la N-634 a su paso por el término municipal de Aia, en el que se vieron implicados un ciclista y un turismo.

anteriorsiguiente
noticias de noticiasdegipuzkoa