"Estábamos acostumbrados a entregas inmediatas, pero eso ahora es imposible"

El plazo medio para recibir un vehículo desde que se hace el pedido hasta la entrega ha aumentado de manera considerable y va de los cuatro meses en adelante

22.10.2021 | 19:42
Un cliente se interesa por un coche en el concesionario Basque Motor que el Grupo Gorla tiene en Donostia

"La situación es muy complicacada, peor que en la pandemia, habiendo estado dos meses cerrados. Yo soy bastante pesimista". Son las palabras de un casi abatido Jon Tolaretxipi, gerente de Easo Motor. El mercado automovilístico sigue sumido en la recesión, con unas ventas que todavía están muy por debajo de las que se registraban antes de la pandemia. Sin embargo, lo que más llama la atención de esta época es el tiempo que se tiene que esperar para recibir un coche desde que se hace el pedido. Éste ha aumentado de una manera considerable. El slogan, 'Te entregamos tu coche es cinco días', forma parte del pasado.

Una de las causas en la demora la explica a la perfección Javier Bagues, gerente del Grupo Gorla. "Todo el problema de semiconductores nos ha afectado de lleno", confiesa. Y es que el mayor retraso en la entrega de los vehículos coincide con los problemas que sufren las fábricas en todo el mundo para dar respuesta debido a la escasez de microchips, un componente cada vez más usual en los nuevos cohes digitalizados y conectados. La mayor parte de fábricas siguen sufriendo parones o reducciones de la producción que retrasan los pedidos pendientes. Bagues lo tiene claro: "La causa de la demora es la escasez de microchips o semiconductores. Esto ha provocado el cierre de fábricas durante periodos largos". Sin embargo, en opinión del gerente de Grupo Grola, la situación empieza "a normalizarse". Reconoce que "sigue habiendo algún problema de abastecimiento, pero la demanda y la oferta se están ajustando. Antes había un desfase demasiado grande", se lamenta.

Alex Rodríguez, director general del grupo Gaursa es mucho más pesimista. "En nuestro caso, somos marcas genralistas (Renault, Dacia y Nissan) y estamos en cuatro, cinco meses. Eso nunca ha pasado. Es mucho tiempo", se resigna. Pero es que "marcas premium están en ocho, nueve meses. Eso no ayuda. Si tenías una incertidumbre en qué comprar, porque no sabes lo que va a ocurrir dentro de unos años por el tema de la limitación de la movilidad en base a las emisiones, si además el coche te lo entregan en cinco meses, apaga y vámonos".

El mercado automovilístico está viviendo, en opinión de Alex Rodríguez, una especie de "tormenta perfecta". En su opinión, "nos está pasando de todo. Somos el pupas. Ya veníamos de una crisis, luego sufrimos la pandemia, salimos del confinamiento y el Gobierno Vasco puso un plan en marcha, por el que todo empexó a funcionar y en dos meses y medio recuperamos lo que no habíamos hecho en dos meses. Acabamos el año relativamente bien, por encima de las expectativas. Nos las prometíamos muy felices, pero este año ha sido un caos". No se olvida de la crisis de componentes antes del verano. "Ha sido la gota que ha colmado el vaso", explica. "Si lo que no haces en entregas, lo haces en pedidos, si no hay coches y el mercado se mueve, es un problema que se resuelve con el paso de los meses, porque vas entregando coches, pero el ritmo de pedido no es bueno. Estamos a un nivel de pedidos muy bajo con respecto al año pasado y el anterior", asume Alex Rodríguez. Los datos son elocuentes. El mercado total de ventas en Gipuzkoa ha sufrido una caída de casi el 16%, y el particular, un 27% respecto al año anterior.

Bagues no oculta la realidad cuando afirma que "es cierto que no tenemos stock como antaño". En el caso del Grupo Gorla, "estamos dando plazos de tres meses", un plazo, en su opinión, "razonable". Explica que lo que se está primando en estos momentos es "darle a los clientes que solicita un vehículo más allá que hacer 'stockages'". Pero no siempre se cumplen los tres meses. "Hay algunos formatos de vehículos, algunos acabados, algunas cilidradas que tienen plazos superiores", deja claro.

Una de la marcas que engloba el Grupo Gorla como es Toyota, no presenta ningún problema de abastecimiento. Tampoco Hyundai en Easo Motor, pero son las menos porque "en general con todas las marcas tenemos ese problema. Yo creo que es más un tema de que no se han aprovisionado adecuadamente de los microchips. En Hyundai estamos en situación normalizada, pero en el resto, la situación es caótica. Se habla de que para junio del año que viene, se empiece a normalizar la situación", advierte.

La situación ha cambiado

En los que a las ventas se refiere, Bagues entiende que la situación ha cambiado. "Estábamos acostumbrados a entregas inmediatas, pero ahora eso es imposible", deja claro. Pero hay compradores que no lo entiende. "Muchos se quejan, pero no podemos hacer nada . Yo no sé cuando vamos volver al escenario anterior. Nosotros recomendamos pedir coches a tres meses. No hay otra cosa", se resigna el gerente del grupo Gorla, para quien "poco a poco irá llegando la normalidad". Es consciente, asimismo, de que "los datos son pésimos", en lo que a ventas de coches se refiere en el ámbito nacional. "Y si ya me meto en Gipuzkoa es abrumador. Estamos teniendo un 16% de caída de mercado respecto al año pasado, no a hace dos años. La falta de semiconductores ha impactado más negativamente en el sector de lo que hizo la pandemia".

Para intentar sobrellevar esta situaciñon, "hemos venido tirando de vehiculos de ocasión", afirma Tolaretxipi, pero "tampoco se pueden reponer y no tenemos stock, con lo cual estamos en esta situación, tratando de sacar coches de donde sea, pero nadie tiene. Así estamos".

anteriorsiguiente
noticias de noticiasdegipuzkoa