España, ante el reto de vacunar a más de 4,4 millones de indecisos

La mayoría (3,1) de 20 a 39 años que han optado por no hacerlo ante el descenso de contagios

02.10.2021 | 01:16
Cartel anunciador colocado sobre un tronco señalando hacia un punto de vacunación próximo. Foto: E. P.

Madrid – Con el 77% de la población total con la vacunación completa, el objetivo marcado por Pedro Sánchez de llegar al 90% de vacunados sigue aún en el aire por 4,4 millones de ciudadanos, principalmente de 20 a 39 años, que están indecisos o han optado por no vacunarse ante el descenso de contagios y la vuelta a una relativa normalidad. Tras meses de intensa campaña, España avanza lentamente en las últimas semanas hacia el 80% de la población con la protección completa de los antídotos contra la covid, un registro que, incluso alcanzándose, se situaría diez puntos por debajo de lo planteado por el Gobierno español: el 90% de población totalmente vacunada.

Y es así porque la campaña entre los grupos más jóvenes no ha alcanzado todavía las altas tasas de cobertura –de más del 90%– que se han registrado entre los más mayores. De 30 a 39 años, la cobertura se mantiene en el 77%; de 20 a 29 en el 78% y de 12 a 19, en el 83%. También la franja de 40 a 49 años permanece estancada, aunque con un porcentaje más alto, poco más del 87% vacunados. En desglose de cifras, esos 4,4 millones de no vacunados se segmentan en 3,1 millones entre 12 y 39 años y algo más de 1,3 millones de mayores de 40. Este dato apenas varía desde hace unos meses.

Hasta la fecha, 37.680.085 de ciudadanos en el Estado tienen inoculada "al menos una dosis", el 79,4% población, un indicador que permite ir adelantando el total de personas que acabarán con su pauta completa. Con el proceso finalizado está el 77,2% de la población total, es decir 36.613.575 de algo más de 47,3 millones de habitantes. Están excluidos, de momento, los menores de 12 años, aunque laboratorios como Pfizer se encuentran en la fase final de estudios clínicos para solicitar su inoculación en niños de 5 a 11 años si logran el dictamen favorable de organismos internacionales.

Andalucía ya ha anunciado que quiere que a partir de mediados de octubre se comience a vacunar en los centros educativos, con el consentimiento familiar y un equipo médico que supervise el proceso, de forma similar al que hay en los centros de vacunación. El proceso que ha echado a andar es la inoculación de la tercera dosis a los mayores en residencias, que junto a las personas con inmunidad baja (como trasplantados o enfermos de cáncer) son los colectivos que recibirán un nuevo pinchazo de la vacuna, según acordaron las autoridades sanitarias, que ahora buscan encajar los lotes de dosis de vacunas para evitar que caduquen.

Con una vacunación que técnicamente casi ha tocado techo, las comunidades han comenzado a echar el cierre (provisionalmente en algunos casos) a los grandes centros de vacunación y trasladan la tarea a hospitales y centros de salud, empujadas también por el descenso de contagios –la incidencia baja ya del umbral de los 60 casos por cada 100.000 habitantes a 14 días por primera vez desde el pasado 31 de julio de 2020–. En algunas ciudades se han habilitado en las últimas semanas unidades móviles a las puertas de universidades para vacunar o se ha convocado sin cita previa con el objetivo de repescar al mayor número de indecisos o reticentes, un porcentaje ya minoritario entre la población, que en los últimos meses respondió de forma masiva a la llamada a la vacunación.

El mes de septiembre ha supuesto la inoculación de poco más de 4,4 millones de dosis, lo mismo que se pinchaba en un intervalo de una semana o diez días en los momentos en los que la campaña iba más acelerada –junio y julio– con los vacunódromos y centros a pleno rendimiento.

anteriorsiguiente
noticias de noticiasdegipuzkoa