Coronavirus | Euskadi apela al sentido colectivo de responsabilidad en el "tramo final" de la pandemia

El Gobierno Vasco admite que no hay dispositivo capaz de evitar los tumultos de la final de la Copa

07.04.2021 | 00:21
Clientes en la terraza de un bar de Oiartzun, municipio que también ha entrado en la zona roja por rebasar los 400 casos.

donostia – El Gobierno Vasco insufló ayer ánimos a una sociedad cansada de restricciones pero que tanto se sigue jugando desde el punto de vista sanitario. El mayor ritmo de vacunación permite vislumbrar la luz al final del túnel, pero no será cosa de dos días, por lo que el portavoz del Ejecutivo vasco, Bingen Zupiria, apeló al "sentido colectivo de responsabilidad" ante el "último tramo" de la pandemia por el covid-19.

Un llamamiento que se produce tres días después de la final de la Copa del Rey entre la Real y el Athletic. El encuentro a puerta cerrada por imposición de la actual coyuntura sanitaria dejó un reguero de imágenes de calles concurridas que ponen de manifiesto hasta qué punto pueden caer en el olvido las normas sanitarias cuando se desbordan las pasiones. Poco o nada se puede hacer a este respecto, recalca el Gobierno Vasco, sin la implicación de toda la sociedad. "No vivimos en un estado policial", subraya el Ejecutivo vasco. Con la actual legislación "no hay dispositivo capaz" de evitar tales tumultos "sin un compromiso personal" de los aficionados y de los propios clubes.

No es el único llamamiento a la prudencia que se produce en las últimas horas. La portavoz foral Eider Mendoza también animó a la sociedad guipuzcoana a "no cejar" en el "cumplimiento estricto" de las medidas en vigor en un territorio con una incidencia de 374 casos, lo que le coloca a las puertas del confinamiento perimetral.

El "importante aumento" de casos registrado en los últimos días exige a instituciones y a ciudadanía en general realizar "un esfuerzo preventivo extra" y "reducir al máximo" la movilidad y las relaciones personales y familiares. Es el único modo de "poner coto" y frenar "comunitariamente" el incremento de los contagios. "El avance de la cuarta ola exige extremar las precauciones y reducir al máximo los contactos", alertó la portavoz foral, que recordó que "durante todos estos meses" la sociedad ha aprendido "mucho" sobre cómo hacer frente al virus, por lo que es preciso "llevar al máximo la responsabilidad individual y colectiva".

A pesar de que el avance de la vacunación en los colectivos más vulnerables y prioritarios de Gipuzkoa ha abierto "una ventana de esperanza", desde la Diputación recuerdan que mientras no se complete el proceso y la protección se extienda a toda la población, es necesario un esfuerzo adicional. "Solamente así podremos proteger a las personas más vulnerables y protegernos los unos a los otros. Solamente desde la solidaridad, la prudencia, la prevención y el cumplimento riguroso de todas las medidas podremos superar esta situación", insistió Mendoza.

retos

En el seno del Gobierno Vasco se han marcado nuevos retos para el trimestre de primavera. Hacer frente a la pandemia sigue siendo prioritario, tanto en los ámbitos sanitario, económico y educativo. Pero por encima de todo ello, "como sociedad, hasta que la campaña de vacunación llegue a la mayoría de la sociedad, el principal es el cumplimiento de las normas básicas de salud que están establecidas", enfatizó Zupiria. "Nos falta el último tramo para superar esta crisis sanitaria y es importante que todos, instituciones, la sociedad en su conjunto y todos y cada uno de nosotros y nosotras, cada cual desde su responsabilidad, hagamos lo que está en nuestras manos", resaltó el portavoz, con la confianza de que lleguen a Euskadi las vacunas suficientes para garantizar la inmunidad de la población vasca.

El suministro está garantizado en la medida que llegan los preparados. Buena prueba de ello son las 52.800 dosis de AstraZeneca que se recibieron el viernes y que ya han sido administradas en tres días y medio, con festivos de por medio. El Gobierno Vasco confirmó ayer que ha recibido 18.000 dosis de Moderna y que "hay pendiente una entrega más en el mes de abril" de AstraZeneca, si bien se desconoce cuándo ni cuántas dosis llegarán para continuar con su administración a menores de 65 años. Entretanto, el portavoz reclamó un "sentido colectivo de responsabilidad".

Respecto al curso escolar, el objetivo sigue siendo mantener la enseñanza presencial en todos los niveles, desde la haurreskolak hasta la universidad. Así está previsto para la "recta final" del curso, acabarlo "de forma ordenada" como viene ocurriendo "de manera plena y segura" desde septiembre. El Gobierno Vasco anunció que hará "todo lo posible" para mantener la actividad y el empleo afectado.