Azpeitia: un incendio calcina dos pabellones de la empresa Irurena

El fuego se produjo en la noche del viernes y no causó heridos, pero sí cuantiosos daños materiales

28.02.2021 | 00:45
Los bomberos seguían ayer con las labores de enfriamiento. Fotos: Gorka Estrada/Efe

Ertzaintza y bomberos investigan las causas del incendio registrado en la empresa de barnices y pinturas Irurena de Azpeitia, que ocasionó importantes daños en una de las naves y calcinó totalmente el almacén donde se guardaba el producto preparado para la venta, según informó el Departamento de Seguridad del Gobierno Vasco.

Los hechos tuvieron lugar sobre las 22.00 horas del viernes cuando el responsable de seguridad de la empresa, situada en el polígono Urzelaieta de Azpeitia –en la carretera GI-2634 que se dirige a Errezil–, llamó al teléfono del Centro de Emergencias Sos-Deiak 112 para solicitar la presencia de los bomberos ante la existencia de un incendio en la parte trasera de la fábrica.

El fuego, que causó una gran humareda, quedó controlado sobre las 3.45 horas tras la intervención de personal de cuatro parques de bomberos (Azpeitia, Zarautz, Legazpi y Eibar) en unos trabajos en los que participaron también personal de Osakidetza, Protección Civil, Cruz Roja y el Ayuntamiento de Azpeitia, además de la Ertzaintza.

El incendio no provocó heridos, ya que el último turno de trabajo en la empresa había acabado a las 20.00 horas. Eso sí, los daños materiales resultaron muy cuantiosos, ya que los dos pabellones quedaron reducidos a escombros, aunque el edificio dedicado a las oficinas y otras dependencias de la compañía no resultaron afectadas por el fuego.

El incendio también obligó al desalojo, por precaución debido a las llamas y al humo, de ocho personas residentes en dos caseríos cercanos, aunque los vecinos pudieron regresar a sus casas tras la autorización de un técnico de Salud Pública, una vez controlado el incendio.

Durante parte de la madrugada los técnicos de Medio Ambiente, Salud Pública y URA, así como un responsable de la fábrica, permanecieron en el lugar para valorar la evolución del incendio y los riesgos en el entorno exterior de la fábrica, y durante la jornada de ayer los bomberos continuaron llevando a cabo labores de enfriamiento.

El sábado por la mañana este equipo, junto con personal de la empresa y el técnico de atención de Emergencias del Gobierno Vasco, mantuvieron una reunión para comprobar los daños provocados por el incendio, cuyo origen se desconoce.

En la extinción del fuego trabajaron más de 20 efectivos, según informó la Diputación, en unos trabajos que requirieron el uso de siete autobombas y tres autoescalas, numerosos vehículos ligeros y el camión de puesto de mando que se desplazó al lugar. La institución foral agradeció en un comunicado el trabajo llevado a cabo por los bomberos, así como la colaboración de Ertzaintza, Osakidetza, Protección Civil, el Ayuntamiento de Azpeitia y Cruz Roja.