Gipuzkoa, a la espera de conocer y evaluar los daños del incendio

Habrá que esperar unos meses antes de conocer con exactitud la repercusión del fuego en la naturaleza

23.02.2021 | 00:59
Gipuzkoa, a la espera de conocer y evaluar los daños del incendio

donostia – Tras conocerse que son alrededor de 400 las hectáreas calcinadas por el incendio originado el sábado en Bera y que en pocas horas se propagó a Gipuzkoa e Iparralde, los técnicos de la Diputación comienzan a realizar un balance de los daños naturales causados, una valoración que todavía tardará unos meses en tener conclusiones definitivas. Así lo explicó ayer a este periódico el jefe del servicio de Montes de la Diputación de Gipuzkoa, Ismael Mondragón, que informó de que "lo que se ha hecho es una primera estimación, pero nos va a llevar un tiempo perimetrar toda la zona quemada y todavía más tiempo ver qué repercusión ha tenido en la vegetación".

Hay varios factores que influyen a la hora de valorar los daños, como la velocidad a la que ha pasado el fuego, el tipo de arbolado y las especies. "Cuando el fuego pasa rápido, afecta menos a la vegetación. Si el arbolado es adulto y el fuego le pasa por debajo, puede que no le afecte demasiado, pero si hay mucho sotobosque, puede afectar a las copas. Y también en función de la especie, porque hay algunas con una corteza más gruesa que se adaptan mejor al fuego", ilustró.

Con todo, reconoció que "hay zonas que ya se ve que se han quemado en su totalidad, pero otras habrá que esperar a la primavera para ver si echan hoja, si rebrotan...". "Todavía es prematuro para ver hasta qué punto llegado a afectar", insistió.

Con respecto a la vegetación afectada, Mondragón indicó que "hay un poco de todo": "En la regata de Endara son especies autóctonas, sobre todo roble, y en el Bidasoa había diversas coníferas y frondosas".

Una vez que dispongan del balance real de los daños, se diseñará la estrategia de reforestación a seguir: "Hay zonas que claramente no se van a regenerar de forma natural y habrá que repoblarlas limpiando los restos de la quema y plantando. En otras zonas quizás sea necesario hacer unos cortes al brote quemado, porque a veces surge con mayor vigor. Y en otros muchos habrá que dejar que regenere de forma natural". Afortunadamente Gipuzkoa tiene un clima bastante húmedo que favorece mucho la regeneración natural", aseguró.