Coronavirus | Moderna solicitará permiso a la UE y a EEUU para comercializar su vacuna

Sanidad notifica 9.200 fallecimientos por COVID-19 en noviembre, la mayor cifra desde abril, cuando fueron 15.672

30.11.2020 | 23:59
Una sanitaria descansa en el pasillo del hospital con el equipo de protección puesto. Foto: Mohammed Saber

pamplona – La compañía farmacéutica Moderna anunció ayer que va a solicitar la autorización para comercializar su vacuna contra el coronavirus tanto a la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) como a la Agencia Europea del Medicamento. La empresa asegura también que la eficacia de la vacuna contra los casos más graves de COVID-19 es del 100%. Estos casos son los que precisamente han provocado el mayor número de muertes por COVID en España en el mes de noviembre, con 9.200, la cifra más elevada desde abril, cuando se produjeron 15.672 decesos.

Los reguladores analizarán próximamente los datos de prueba de la vacuna y decidirán si es lo suficientemente segura y efectiva como para aprobar su implementación. Según la información de la propia compañía, el análisis de eficacia del estudio de fase tres de la vacuna incluyó a 30.000 participantes con una eficacia del 94,1%, con una tolerancia generalmente buena y sin que se hayan identificado problemas de seguridad graves hasta la fecha.

El estudio de la última fase, la de experimentación en personas, superó los dos meses de seguimiento medio después de la vacunación, según lo exige la FDA para la autorización de uso de emergencia, concretó Moderna en un comunicado.

Las primeras inyecciones pueden administrarse a partir del 21 de diciembre si el proceso se desarrolla sin problemas y se otorga la aprobación, dijo Stéphane Bancel, director ejecutivo de Moderna, en una entrevista con The New York Times.

Según la compañía, la eficacia de la vacuna "fue constante" según la edad, la raza y la etnia, y la demografía de género y, aunque se realizan continuas revisiones, "no se han identificado problemas serios".

Moderna afirma que, según un análisis anterior, las reacciones adversas más comunes cuando se administró la vacuna incluyeron dolor en el lugar de la inyección, fatiga, mialgia, artralgia, dolor de cabeza y enrojecimiento en el lugar de la inyección, todos ellos efectos negativos típicos de cualquier inyección.

"Este análisis primario positivo confirma la capacidad de nuestra vacuna para prevenir la enfermedad COVID-19 con una eficacia del 94,1% y, lo que es más importante, la capacidad de prevenir la gravedad de la enfermedad. Creemos que nuestra vacuna proporcionará una herramienta nueva y poderosa que puede cambiar el curso de esta pandemia y ayudar a prevenir enfermedades graves, hospitalizaciones y muertes", dijo Stéphane Bancel.

La eliminación de la gravedad en los efectos de un potencial contagio resulta especialmente necesaria y positiva tras el cierre de este mes de noviembre, que registró el mayor número de decesos, 9.200, desde abril, cuando el ministerio notificó 15.672 muertes.

La cifra incluye los fallecidos de los que Sanidad ha ido informando entre el 30 de octubre, último día de ese mes en que cuantificaron los fallecidos, y ayer lunes, último día de noviembre. Por lo tanto, es probable que, cuando se ajuste la serie de datos en las últimas semanas, la cifra sea aún más alta.

Por otra parte, en estos momentos en los que los contagios descienden en toda Europa, el temor de los países es que la tercera ola del coronavirus haga acto de presencia nada más acabar las próximas fiestas navideñas, o incluso durante estas, debido a las celebraciones y reuniones sociales, sobre las que las autoridades mantienen diversidad de criterios. Por ejemplo, Italia mantendrá el toque de queda sin excepciones, mientras que Alemania relajará todas las medidas durante Navidad.

Estas decisiones se están tomando cuando la pandemia alcanza los 62,3 millones de casos, medio millón de ellos registrados en las últimas 24 horas, pero la gráfica de contagios diarios sigue manteniéndose en descenso desde hace dos semanas, de acuerdo con las cifras de la OMS. Los fallecidos en la pandemia ascienden a 1,45 millones, 9.000 notificados en la última jornada, aunque en este indicador aún no se detecta una tendencia descendente clara y se mantienen las altas cifras de la semana anterior.

datos del fin de semana

19.979

positivos. Sanidad notificó casi 20.000 positivos por coronavirus desde el viernes hasta el día de ayer, lo que eleva la cifra de contagios confirmados a 1.648.187 desde que empezó la pandemia.

401

muertes. La suma de ese número de personas que han perdido la vida tras ingresar en el hospital por COVID suponen 45.069 decesos por el virus.

275,51

incidencia acumulada. Sigue bajando poco a poco la cifra de contagios por 100.000 habitantes tomando de referencia los últimos 14 días.

26,74%

presión en las uci. La ocupación de camas hospitalarias en el Estado se sitúa en un 11,85%, mientras que en las UCI llega hasta el 26,74%, dato que va bajando décimas día a día durante las últimas semanas.

9,34%

positividad. La positividad de las PCR y test de antígenos es menor al 10% en la última semana, con 894.520 pruebas realizadas.