La Ertzaintza ha protegido a un total de 4.781 mujeres en 2020

Un total de 59 víctimas de maltrato requieren de un servicio de escolta permanente al ser consideras víctimas de riesgo extremo, mientras 54 hombres están obligados a utilizar pulseras telemáticas

22.11.2020 | 01:15
El lehendakari, Iñigo Urkullu, ayer, durante su visita a la sede del SATEVI. Foto: Efe

donostia – La lacra de la violencia machista continúa condicionando el día a día de miles de mujeres. También en Euskadi, donde este año, un total de 4.781 (datos hasta el pasado día 18) han requerido de algún tipo de protección por parte de la Ertzaintza. Se produce, por lo tanto, un ligero incremento con respecto a la situación del año anterior, cuando la Policía vasca protegió a 4.659 mujeres.

Según los datos que la Ertzaintza ha facilitado a NOTICIAS DE GIPUZKOA, fue en Bizkaia donde un mayor número de mujeres ha requerido de algún tipo de protección (2.254), seguido de Gipuzkoa (1.689) y Araba (838). Además, de estas 59 mujeres han requerido de un servicio de escolta permanente, 42 de ellas en Bizkaia, diez en Araba y siete en Gipuzkoa.

El número de hombres a los que se les ha colocado una pulsera telemática es de 54, de los cuales 37 corresponden a Bizkaia, once a Gipuzkoa y seis a Araba.

Finalmente, 334 mujeres han utilizado el servicio telefónico Bortxa, un medio tecnológico que se ofrece en las Comisarías de la Ertzaintza a las víctimas de la violencia de género, con la finalidad de que estas dispongan de un enlace directo con las Unidades policiales en situaciones de emergencia. 182 usuarias son residentes en Bizkaia, 85 en Gipuzkoa y 67 en Araba.

2.269 llamadas al satevi Por su parte, el lehendakari, Iñigo Urkullu, informó ayer de que el SATEVI, el teléfono de asistencia a mujeres víctimas de violencia machista, ha recibido en lo que va de año 2.269 llamadas referidas a otras tantas mujeres víctimas, de las cuales, 1.247 al menos tienen un hijo a cargo (y 1.022 no son madres). Un 55,31% fueron llamadas realizadas desde Bizkaia (1.255), un 26,70% desde Gipuzkoa (606), un 15,64% desde Araba (355) y un 2,88% desde fuera de la Comunidad Autónoma (53).

Un 74,10% de estas llamadas las realizaron las propias mujeres (1.681); un 19,56% fueron ejecutadas por personas de su entorno (444); y un 6,34% por profesionales (41).

En cuanto al periodo del confinamiento, comprendido entre el 15 de marzo y el 21 de junio, se recibieron un total de 798 llamadas pertinentes, de las que el 74,88% fueron realizadas por las propias víctimas (596). Un 18,59% fueron ejecutadas por personas de su entorno (148); y un 6,53% por profesionales (52).

De estas llamadas un 53,76% fueron llamadas realizadas desde Bizkaia (429), un 29,45% desde Gipuzkoa (235), un 13,91% desde Araba (11) y un 2,88% desde fuera de la Comunidad Autónoma (23).

Estos datos fueron ofrecidos ayer por Urkullu con motivo de una visita que el lehendakari realizó a la sede del SATEVI aprovechando que este miércoles se celebra el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

Urkullu, acompañado por la consejera de Igualdad, Beatriz Artolazabal, y el de Economía y Hacienda, Pedro Azpiazu, así como de la directora de Emakunde, Izaskun Landaida, visitó la sede de SATEVI, que gestiona el teléfono de asistencia a mujeres víctimas de este tipo de violencia el 900 840 111, donde se ha puesto en marcha una innovación que va a permitir la accesibilidad a ese servicio a las mujeres con discapacidad auditiva o con dificultades en el habla.

Ese sistema ha sido posible gracias a la colaboración con la federación de personas sordas de Euskadi Euskal Gorrak y consiste en un mecanismo online que permite acceder al servicio a través de un canal de videointerpretación atendido por intérpretes de lenguaje de signos. Las intérpretes son las que después se comunican con las profesionales que atienden el teléfono de atención a mujeres víctimas de violencia y ejercen como traductoras.

Al igual que en las llamadas telefónicas del resto de víctimas, este sistema permite mantener la confidencialidad y el anonimato de las personas que acceden al mismo, es gratuito y no deja rastro en la factura telefónica.

El 900 840 111 está atendido por profesionales, psicólogas, educadoras y trabajadoras sociales, principalmente, y está disponible 24 horas al día, 365 días al año. El Gobierno vasco ha recordado que ese teléfono atiende a todas las mujeres, independientemente de su situación administrativa regular o irregular, si tienen padrón o no, si mantienen su relación con el agresor o no.

Durante su visita, Urkullu recordó que la violencia machista "es un problema de toda la sociedad" y manifestó el compromiso de su ejecutivo para aumentar los medios para prevenir esas situaciones y atender a las víctimas. En ese sentido, expuso que su objetivo "prioritario" es "construir una sociedad libre de violencia contra las mujeres" y que para lograrlo su ejecutivo se ha comprometido a "impulsar servicios y recursos" para hacer posible ese reto.

en corto

59

Mujeres escoltadas. Es el total de mujeres que han requerido de un servicio de escolta permanente al ser consideradas víctimas en una situación de riesgo extremo. De ellas, 42 residen en Bizkaia, diez en Araba y siete en Gipuzkoa.

54

Pulseras telemáticas. Más de medio centenar de hombres están obligados a utilizar pulseras telemáticas para estar localizables en todo momento. De ellos, 37 son de Bizkaia, once de Gipuzkoa y seis de Araba.

334

Mujeres utilizan el servicio Bortxa de la Ertzaintza

Violencia machista

teléfonosServicio de atención a víctimas En la CAV: 900 840 111.

En el Estado: 016.

Emergencias. 112.

El servicio telefónico del SATEVI comenzará a ser accesible para las mujeres con discapacidad auditiva o con dificultades en el habla