Catalunya cierra la hostelería otros diez días y Burgos limita las reuniones

Las restricciones forman parte de paquetes de medidas que también incluyen clausurar eventos o limitar sus aforos

13.11.2020 | 01:27

DONOSTIA – La Generalitat prorrogó ayer otros diez días, hasta el 23 de noviembre, el cierre de bares y restaurantes decretado para hacer frente a la segunda ola del coronavirus. La medida afecta también a restricciones de otros sectores, como el cierre de teatros, cines y gimnasios, que aplicó el Govern hace dos semanas. Mientras tanto, la Junta de Castilla y León limitó las reuniones sociales a un máximo de tres personas, además de restringir los aforos en eventos multitudinarios a un máximo de 15 personas.

El Ejecutivo catalán también pidió a los ciudadanos que interioricen los "nuevos hábitos" que llegaron con la pandemia del coronavirus, como el uso de mascarillas, la higiene de manos, la ventilación de espacios cerrados y la reducción de la interacción social, más allá de la próxima fase de desescalada, prevista a partir del 23 de noviembre en Catalunya.

Catalunya sumó en las últimas 24 horas registradas 3.775 nuevos contagios de COVID-19 y otros 141 fallecidos, aunque sigue cayendo muy lentamente la velocidad de transmisión del virus. Según los datos de la Generalitat, hay 2.687 personas contagiadas de coronavirus que están hospitalizadas, 52 más que el día anterior, aunque han disminuido ligeramente los pacientes graves que están en la UCI, 583, catorce menos que la víspera.

Por su parte, la Junta de Castilla y León ampliará las restricciones en Burgos, única capital de provincia de la comunidad donde la incidencia del COVID-19 sigue disparada, por lo que ayer anunció la limitación de reuniones a tres personas no convivientes en cualquier ámbito.